Un diputado catalán a Rato: "Nos vemos en el infierno. Hasta pronto, gánster"

  • David Fernández, de las CUP, también ha amagado con lanzarle una sandalia al ex presidente de Bankia, que ha defendido su actuación en la entidad durante su comparecencia en la comisión de investigación del Parlamento catalán.

Comentarios 36

El diputado de las CUP David Fernández ha protagonizado el momento más tenso de la comparecencia del ex presidente de Bankia Rodrigo Rato ante la comisión de investigación del Parlamento catalán sobre las cajas al amagar con lanzarle una sandalia, y le ha dicho que le espera "en el infierno". Al acabar su intervención, Fernández, con una de sus sandalias en su mano, ha preguntado a Rato: "¿Sabe lo que hacen en Iraq con esto, como símbolo de humillación y desprecio al poder del poder?", y a continuación le ha reprochado la implicación del Gobierno del PP "en la guerra de Iraq" y su participación, "desde otras esferas", en la "guerra económica contra los pobres", ha dicho.

Justo después, Fernández le ha espetado: "¿Usted tiene miedo?", a lo que Rato le ha replicado: "¿A quién, a usted?. Y de nuevo el diputado catalán de extrema izquierda ha sentenciado: "No, a perderlo todo, como millones de familias en España, y a que un día la gente se harte". "Nos vemos en el infierno. Su infierno es nuestra esperanza. Hasta pronto, gánster. Fuera la mafia", le ha soltado también Fernández, mientras que Rato ha evitado replicarle. Momentos antes, Fernández se ha mostrado indignado por que Rato tildara de "imposible" que, según cifras facilitadas por el diputado de la CUP, una formación independentista de extrema izquierda, Bankia provocara 80.000 desahucios durante su mandato. Durante otro momento de la intervención, el diputado de ICV Josep Vendrell ha tildado a Rato de "elite carroñera".

Rato defiende su actuación en Bankia

Rodrigo Rato ha defendido su actuación al frente de Bankia y ha eludido cualquier autocrítica por el canje de preferentes por acciones de Bankia, una acción que, ha añadido, fue supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El ex presidente de Bankia se ha escudado en el criterio del Banco de España, en los informes de los auditores o bien en la supervisión de la CNMV para justificar, respectivamente, la fusión de Caja Madrid con Bancaja y otras cinco cajas locales, la salida a bolsa de Bankia o bien el canje de preferentes por acciones de esa entidad.

Rato ha afirmado que en su etapa como presidente de Bankia, cargo del quedimitió el 7 de mayo de 2012, provisionó 22.500 millones y se dedicó a sanear la entidad y a cerrar oficinas, cumpliendo con los requisitos de capital para las entidades financieras marcados por las autoridades. En cuanto a si asumía algún tipo de responsabilidad civil, penal o patrimonial por Bankia y si consideraba que debía estar en prisión, Rato se ha limitado a responder que se hacía "responsable" de las decisiones que se tomaron durante su mandato desde finales de enero de 2010, cuando se convirtió en presidente de Caja Madrid, hasta mayo de 2012, al dejar Bankia.

Rato, que durante toda su comparecencia ha optado por respuestas escuetas y que ha evitado replicar a las críticas de algunos grupos, ha comentado que no emitió ninguna preferente durante su mandato, que en el canje de preferentes por acciones de Bankia "todo pasó por el supervisor", en alusión a la CNMV, y que ningún titular de esos productos híbridos estaba "obligado" a acudir al canje.

El ex ministro ha advertido al inicio de su intervención de que se limitaría a repetir algunas reflexiones de su comparecencia en el Congreso y que estaba condicionado por el proceso judicial abierto en la Audiencia Nacional, por lo que no podía extenderse en consideraciones personales. Durante el resto de la sesión, Rato, al que se acusa de estafa, apropiación indebida, falsedad contable, delito societario y administración desleal por Bankia, ha afirmado que los riesgos de "balance" de la entidad figuraban en el folleto correspondiente a la salida a bolsa. Rato ha dado a entender durante toda su intervención que su actuación se ajustó a la legalidad y a los requisitos marcados por el Banco de España y otras autoridades. Ha repetido que el Banco de España "impelió" a Caja Madrid a fusionarse con Bancaja, y ha remarcado que al dimitir como presidente de Bankia su cotización caída, pero de forma "equiparable a la del resto de entidades" financieras españolas. Para subrayar la coyuntura "no normal" que le tocó vivir al frente de Bankia, ha asegurado que la prima de riesgo cuando abandonó Bankia estaba disparada.

Rato ha aclarado que no recibió ninguna indemnización al dejar Bankia en manos de José Ignacio Goirigolzarri y que en su último año al frente de esta entidad cobró 600.000 euros.

Goirigolzarri critica al anterior equipo gestor

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha criticado al anterior equipo gestor de la entidad el "error" de la salida a bolsa y ha subrayado que se ha centrado en dar una solución al "problema" de las preferentes y la deuda subordinada, unas emisiones anteriores a Bankia, ha recordado. En su comparecencia ante el Parlamento catalán, Goirigolzarri ha opinado que Bankia, formada a partir de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco cajas locales, estaba "totalmente apalancada" a un crecimiento ligado al inmobiliario, y ha destacado que él ha devuelto a Bankia a la "senda de beneficios".

En esta línea, ha comentado que desde que tomó las riendas de Bankia decidió relevar a miembros del consejo de administración y a directivos del grupo porque, ha explicado, "no era el equipo más adecuado para llevar adelante los planes que tenía". Preguntado por si Bankia ejercerá la acción civil en el caso de que la justicia apreciara responsabilidades penales en la gestión de Rodrigo Rato, ha afirmado: "Vamos a esperar a ver las conclusiones de la Audiencia Nacional y lo analizaremos". En cualquier caso, Goirigolzarri apenas ha mencionado a Rato. Asimismo, al ser preguntado por la gestión de los anteriores directivos de Caixa Laietana, ha remarcado que "el pasado es irrelevante para el futuro del proyecto" de Bankia.

El primer directivo de la entidad nacionalizada, a la que se han tenido que inyectar más de 22.000 millones de euros, ha defendido la gestión que ha hecho del problema de las emisiones de preferentes y de la deuda subordinada de las cajas que dieron lugar a Bankia. "Estamos intentando solucionar el problema de mucha gente", ha afirmado Goirigolzarri, que también ha defendido la sensibilidad de Bankia frente al problema de los desahucios y su renegociación de créditos. Haciendo balance de la crisis económica, ha comentado que todo el mundo puede sacar lecciones de la crisis y que Bankia ha asumido "errores".

En otro momento de su intervención, ha comentado que durante la crisis se ha demostrado que hay entidades que lo han hecho bien, entre las que ha citado a La Caixa, y otras que lo han hecho mal, y ha dicho que él está "comprometido en la devolución" del dinero público que se ha inyectado en Bankia. Goirigolzarri, que ha comparecido en esta comisión después de Rato, ha sido tratado por los diputados con un tono mucho menos crítico que el usado con el exministro. Preguntado por la salida a bolsa de la entidad, ha comentado que, vistos los resultados, fue "un error" y ha destacado que fue nombrado presidente de la entidad en un momento "muy delicado".

Por otra parte, Goirigolzarri ha destacado que, además de recuperar la senda de beneficios y de activar el crédito a empresas, ha tratado de dar una solución a los titulares de híbridos. En esta línea, ha dicho que el arbitraje ha sido una solución "razonable" para que clientes de Bankia pudieran recuperar su inversión en este tipo de productos de riesgo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios