Un ex escolta de Camps asegura que le prestó 200 euros para un traje

  • Termina la fase testifical del juicio por el caso Gürtel con declaraciones favorables para el ex presidente valenciano

Comentarios 3

Un ex escolta de Francisco Camps y su chófer avalaron la versión del ex presidente valenciano sobre el pago en efectivo de los trajes que adquirió en la tienda Forever Young de Madrid, donde necesitó que este guardaespaldas le prestara 200 euros para abonar la cuenta.

La declaración de estos dos testigos, que se completó con la comparecencia del conseller de Sanidad, el alcalde de Castellón, y una decena de técnicos de la Generalitat, puso fin a la fase testifical del denominado juicio de los trajes del caso Gürtel, que comenzó el 12 de diciembre y que, según la primera estimación oficial, debía de haber acabado el pasado 23.

El escolta, que ha trabajado para cuatro presidentes del Gobierno valenciano, y el chófer, que continúa al servicio de Camps, recordaron una visita al citado establecimiento durante el verano de 2008. Según el agente del Cuerpo Nacional de Policía, el entonces presidente entró en la tienda, y minutos después regresó al coche oficial para preguntarles si podían prestarle algo de dinero, puesto que no tenía suficiente para pagar.

El escolta jefe, que "jamás" le vio pagar con tarjeta de crédito, afirma que le prestó unos 200 euros en efectivo, y que transcurrido un tiempo volvió de nuevo al coche "con un par de trajes" que introdujo en el maletero.

No era la primera vez que le dejaba dinero, porque era "habitual" que Camps le pidiera dinero y que se lo devolviera al final de la jornada, cuando regresaba a su domicilio, según corroboró el chófer.

El escolta recordó además que el ex presidente valenciano le pidió en una ocasión que fuera a la tienda Milano, también en Madrid, para devolver cuatro prendas, algo que también contó Camps, a quien ayer el magistrado presidente volvió a llamar la atención por su actitud advirtiéndole que guardara "absoluto silencio".

Por otra parte, el conseller de Sanidad, Luis Rosado, y el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller, comparecieron por sus antiguos cargos de secretario y subsecretario autonómico de Sanidad, respectivamente.

Ambos reconocieron que contrataron a la empresa de la trama Gürtel Orange Market para sendos actos de promoción, aunque desconocían, según testificaron, que en esos mismos actos también habían participado otras dos empresas asociadas a la trama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios