El etarra Troitiño está en paradero desconocido

  • La Policía apunta que no tiene "ninguna constancia" de que el terrorista excarcelado esté en Francia, una pista que se manejaba desde el momento en que fue ordenada su detención.

Comentarios 33

El etarra Antonio Troitiñoexcarcelado el pasado día 13 tras pasar 24 años en prisión, está en paradero desconocido después de que la Audiencia Nacional revocara su decisión de ponerle en libertad y ordenara su detención.

Aunque fuentes jurídicas consultadas en el tribunal aseguraban que la Audiencia había recibido la comunicación de que el ex miembro del comando Madrid de ETA estaba "localizado" en Francia y confiaban en que fuera arrestado pronto, la pista de Troitiño se hacía más borrosa a medida que pasaban las horas.

Así, fuentes de la lucha antiterrorista consultadas han asegurado que las Fuerzas de Seguridad españolas no tienen "ninguna constancia" de que el etarra esté en la localidad gala de Hendaya -donde reside una hija suya y donde otras fuentes le situaban horas antes en el despacho de su abogado- y ni siquiera en el país vecino.

La excarcelación de Troitiño fue revocada por la sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia, la misma que lo había puesto en libertad el pasado día 13, en un auto en el que se atienen a la doctrina establecida por el Tribunal Supremo para hacer el doble cómputo de la prisión preventiva obligatorio desde que el Tribunal Constitucional se pronunció sobre esta cuestión en 2008.

Cuando pusieron en libertad a Troitiño, los magistrados descontaron seis años de prisión preventiva del límite máximo de cumplimiento -establecido en 30 años de prisión- en lugar de hacerlo de la condena total recibida por el terrorista, autor entre otros atentados del que costó la vida a doce guardias civiles en la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986.

En la resolución dictada el martes, que resolvía el recurso de la Fiscalía contra la libertad de Troitiño, los miembros de la sección tercera hicieron un nuevo cálculo, descontando el tiempo de prisión preventiva del total de condenas como dispone el Supremo, de modo que el etarra, en el caso de ser detenido, deberá reingresar en la cárcel y no saldrá en libertad hasta el 17 de enero de 2017.

Los magistrados justificaron su cambio de postura diciendo que acababan de conocer una resolución del Supremo, referida a los presos etarras Ignacio Fernández de Larrinoa y Gotzone López de Luzuriaga, en la que el doble cómputo se aplica de esta forma.

Sin embargo, la sentencia del Alto Tribunal es anterior a su decisión de excarcelar a Troitiño, ya que fue dictada el pasado 18 de marzo, y -lejos de "completar" la doctrina sobre esta cuestión, como argumenta la sección tercera- no hace más que reiterar la doctrina establecida en resoluciones anteriores, como la que afectó al narcotraficante gallego Laureano Oubiña, dictada en mayo de 2010.

La actuación del tribunal ha sido criticada por las víctimas de ETA, que han considerado que la decisión de revocar la libertad de Troitiño "ha llegado tarde".

Así lo ha dicho la presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, a quien le parece "espeluznante que un país democrático con 50 años de terrorismo no haya aprendido nada de nada".

"Me parece increíble que otra vez vuelva a ser la AVT quien tiene que denunciar, como hicimos, que este asesino se iba a escapar. Nosotros ayer decidimos hacer la rueda de prensa porque se veía que iba a pasar lo mismo que con (José Ignacio) De Juana y la Audiencia Nacional no hacía nada,", ha añadido Pedraza.

Mientras tanto, la izquierda abertzale ha considerado en un comunicado que la orden de detención de Troitiño constituye "un ejemplo más de la política de venganza que ejerce el Estado español" contra los presos de ETA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios