Las familias de los militares del Yak-42 recurren el archivo de la contratación

  • Reclaman que se revoque la decisión del juez Grande-Marlaska y que se ordene continuar las diligencias contra los seis altos mandos militares a los que se les retiró la imputación.

Los familiares de los militares fallecidos en el accidente del Yak-42 que se estrelló en Turquía en 2003 han recurrido el archivo de la causa sobre las supuestas irregularidades en la contratación de la aeronave decretado la semana pasada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

En su recurso de apelación, los familiares de dos de los 62 soldados muertos, que ejercen una de las acusaciones particulares en el procedimiento, reclaman a la sala de lo penal de la Audiencia Nacional que revoque la decisión de Marlaska y que ordene continuar las diligencias contra los seis altos mandos militares a los que el juez retiró la imputación.

El magistrado desoyó la petición de la Fiscalía y de los familiares de los militares que le pidieron que llevara a los seis imputados a juicio por homicidio por imprudencia grave, al considerar que el siniestro lo provocó la falta de preparación de la tripulación de la aeronave y que los imputados no tenían capacidad para haber evitado el accidente con alguna actuación suya.

Sin embargo, el recurso presentado por los familiares critica el hecho de que el instructor haya basado su decisión de manera casi exclusiva en el informe pericial, pues entienden que "no es una prueba pericial irrebatible".

Asimismo, reprochan al juez que en su auto haya omitido hechos probados por la Comisión de investigación turca que, a su juicio, hacían que el vuelo resultara "ilegal". "El avión Yak-42 siniestrado tenía prohibido emprender vuelo, por lo tanto no era apto para volar", sostiene el recurso, que recalca que el estado en el que se encontraba la aeronave sí influyó en el accidente ocurrido el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía).

Entienden además que la responsabilidad de la aerolínea ucraniana UM Air "no releva" la de los seis militares imputados, pues, en su opinión, conocían las quejas de los militares sobre el estado de la aeronave.

La Asociación de Familias Afectadas por la Catástrofe del Accidente Aéreo Yak-42, también personada en la causa como acusación particular, presentó el pasado miércoles su recurso de apelación contra el archivo de esta causa, ya que consideran que los altos mandos militares tenían conocimiento del riesgo que suponía volar en este tipo de aeronaves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios