El informático jefe de ETA: "Soy muy torpe con el ordenador"

  • Iraitz Guesalaga, para el que se piden diez años de cárcel por pertenencia a banda armada y encriptar documentos, dice que sólo conoce "el Word, el correo electrónico y reproductores de películas".

El presunto responsable de informática de ETA Iraitz Guesalaga, acusado de instruir en el manejo de sistemas de encriptación de archivos al responsable de la banda en Venezuela, Arturo Cubillas, ha dicho este viernes que es "muy torpe con el ordenador" y que sólo conoce "lo básico como el Word, el mail y ver películas". Así lo ha afirmado Guesalaga en el juicio que se celebra ante la sección cuarta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, en el que el fiscal Jesús Santos ha mantenido su petición de diez años de prisión para él por un delito de pertenencia a banda armada por elaborar programas de encriptación de documentos orgánicos de la banda y formar en su manejo a Cubillas.

Ha negado "tener algo que ver" con los papeles incautados a Francisco Javier López Peña, Thierry, cuando éste fue detenido en la localidad francesa de Burdeos en mayo de 2008, en los que se aludía a su nombre como el que "lleva los asuntos de informática" y que fue a "Urano" (Venezuela) en los meses de septiembre de 2007 y 2008. Según ha precisado, en el País Vasco su nombre es "muy común" y se parece a muchos otros, por lo que el hecho de que se le haya identificado con el citado en dichos documentos "se debe a una confusión o algo".

Guesalaga fue detenido en enero del pasado año en Ciboure (Francia), donde se trasladó para desempeñar un "trabajo bien pagado y decente" en una asociación de bertzolaris para investigar la evolución de estos cantos, porque en su localidad, Zarautz, sólo había encontrado puestos "muy precarios y eventuales" como camarero o socorrista. "Yo de informática muy poco, lo básico para el Word, el mail y ver las películas. Soy muy torpe con el ordenador", ha respondido a su abogada, para añadir después: "no puedo enseñar informática porque no sé".

Además, ha reconocido haber estado una sola vez en Venezuela junto a su novia Itxaso Urtiaga en el año 2008, pero ha insistido en que allí sólo estuvo "en la playa tomando el sol" y en ningún momento fue a la selva y, mucho menos, se reunió con Cubillas, al que ha afirmado no conocer, o tuvo contactos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). También ha negado conocer al abogado del Movimiento Pro-Amnistía Joseba Agudo Mancisidor, alias Pagoa quien, según los informes policiales realizados sobre los papeles de Thierry, habría propuesto a Guesalaga como informático de la banda para trasladarse a Venezuela y enseñar los cambios del "programa de encriptación de documentos PGP" a Cubillas.

En su turno de última palabra, Guesalaga ha dado las gracias "a los que han venido" y ha aprovechado para felicitar a su padre "porque ayer fue su cumpleaños", palabras que han llevado a algunos de los asistentes a levantarse y alzar el puño, por lo que la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, ha ordenado desalojar la sala e identificar a esas personas. Por su parte, Urtiaga ha señalado que sólo viajó a Venezuela junto al acusado en una ocasión, y ha querido hacer hincapié en que las declaraciones inculpatorias que realizó tras su arresto en enero de 2011 son "inciertas" porque las hizo "bajo amenazas y coacciones". "Nadie sabe lo que tuve que sufrir, yo sólo quería que todo esto acabara de una vez", ha lamentado.

A ello ha añadido que a Ekaitz Sirvent, responsable del aparato político de ETA arrestado en abril de 2009 en París, y al que también se menciona en los papeles incautados a Thierry como "amigo" de Iraitz, sólo le conoce porque es un preso de su pueblo. Por último, Agudo Mancisidor ha negado conocer al acusado, por lo que "jamás" pudo darle instrucciones para reunirse en Venezuela con el responsable de ETA en aquel país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios