Un inmigrante fallece en un asalto masivo a la valla de Melilla

  • Un centenar de subsaharianos logran entrar en la ciudad autónoma por la parte del vallado que no cuenta con las nuevas medidas de seguridad que se están instalando en el perímetro.

Comentarios 20

Un inmigrante murió y otros cuatro resultaron levemente heridos en el lado marroquí de madrugada, en el último intento masivo de cruzar la valla fronteriza entre Melilla y Marruecos, informaron las autoridades de Nador (norte marroquí). La víctima falleció al caer "accidentalmente" desde la alambrada, de seis metros de altura, durante el asalto de unos 150 emigrantes de origen subsahariano al vallado fronterizo en la zona de Rostrogordo, según las mismas fuentes, citadas por la agencia oficial MAP.

Por su parte, fuentes policiales españolas de Melilla informaron de que el centenar de inmigrantes que asaltaron la valla han logrado acceder a Melilla y se han dispersado en varios grupos hacia distintas zonas del interior de la ciudad. Otras 40 personas fueron detenidas, que se suman al centenar de emigrantes arrestados en los últimos días en redadas policiales diarias, concretamente en la zona del Estrecho, en lo que parece un recrudecimiento de las operaciones contra la emigración clandestina.

La parte del vallado por la que han entrado los inmigrantes no cuenta con las nuevas medidas de seguridad que se están instalando en el perímetro, como son la malla antitrepa y la recuperación de la concertina, coronada por cuchillas.

Precisamente la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha exigido la retirada inmediata de estas cuchillas, a la vez que ha amenazado con recurrir a instancias europeas en el caso de no obtener una respuesta del Gobierno, para que le obligue a rectificar este "supuesto medio de control". Según ha explicado, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces en la Cámara Baja, los socialistas van a presentar una proposición no de ley en la que se instará a la Cámara Baja a derogar esta medida "que pone en peligro la vida de las personas".

Al mismo tiempo, ha indicado que va a solicitar la comparecencia del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en el Congreso, para que explique el porqué de estas concertinas en las vallas de alambre. Además, la delegación socialista en el Parlamento Europeo va a presentar una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de la Eurocámara contra la decisión del Gobierno de instalar estas cuchillas. "No queremos que nuestro país vuelva al uso de este tipo de material. Pedimos al Gobierno que lo retire y al Parlamento Europeo que tome cartas  en el asunto", ha señalado la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano.

Al ser preguntado por si Interior se plantea la retirada de las concertinas, el director general de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio del Interior, Carlos Abella y de Arístegui, ha indicado que el crimen organizado es quien envía a los inmigrantes a la muerte mientras que los estados intentan ser "lo más humanos posible". En declaraciones a los medios al término de la inauguración del seminario Diálogo Euro-Africano sobre Migración y Desarrollo, el Proceso de Rabat, sobre Gestión de Fronteras, ha indicado que eso no está en su "ámbito de competencias" y ha añadido que "aparte", tal y como dijo el delegado de Gobierno, existen "otros muchos riesgos", como la elevada altura de las vallas y el peligro de caídas. Ha apuntado además que el Ministerio del Interior está llevando a cabo con la OIM un proyecto que es "pionero" de retorno voluntario que busca "facilitar la vida, el retorno a sus países de origen a personas que han caído en las redes de traficantes de seres humanos". "Las reacciones de los estados intentan siempre ser lo más paliativas y lo más cooperativas posibles", ha insistido.

Grupos de inmigrantes, esencialmente subsaharianos, esperan en las inmediaciones de Tánger el momento propicio para alcanzar en pateras las costas de España, situadas a unos 15 kilómetros, además de los que tratan de acceder al territorio español por tierra, saltando los muros fronterizos de Ceuta y Melilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios