El lehendakari reconoce el "sufrimiento" de los familiares de presos de ETA

  • Detenido en Roma un etarra que se fugó en 2000 tras recibir una condena de 16 años

El Gobierno vasco y la asociación de familiares de presos de ETA, Etxerat, coincidieron ayer en la necesidad de acabar con la dispersión de los reclusos etarras y de que se reconozca el "sufrimiento" que esta política causa a sus allegados.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, se reunió ayer en la sede de la Presidencia vasca durante aproximadamente una hora y media con una representación de Etxerat, encabezada por su portavoz, Maider Alustiza, en un encuentro inédito, ya que es la primera vez que un jefe del Ejecutivo autonómico recibe a miembros de este colectivo.

Al término de la reunión entre Urkullu y miembros de Etxerat, el Gobierno vasco emitió una nota en la que especificó que la cita discurrió de modo "cordial" y "constructivo".

Agentes de los servicios antiterroristas de Italia han detenido en Roma al etarra Carlos García Preciado, alias Roberto, en paradero desconocido desde 2000, y que fue condenado por la Audiencia Nacional a 16 años de cárcel por terrorismo. El etarra huyó de su domicilio tras esa condena, según informó Interior en un comunicado.

El detenido, que portaba documentación falsa similar a las habitualmente confeccionadas por la banda, se encuadró en las estructuras clandestinas de ETA en 2000 y contra él pesa además de la citada condena, otra de tres años de reclusión por pertenencia a organización terrorista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios