El magistrado vuelve a llamar la atención a Camps y le exige que se esté quieto

  • El ex presidente valenciano mantiene su peculiar pugna con el magistrado Climent

Juan Climent, el magistrado presidente del tribunal del jurado que juzga al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y al ex secretario general del PPCV y diputado en las Cortes Valencianas, Ricardo Costa, por un delito de cohecho pasivo impropio dentro del caso Gürtel,volvió a pedir ayer al primer acusado que se estuviera quieto y que no hiciera gestos de aprobación o de desaprobación.

Climent, antes de comenzar la vigésima sesión del juicio, solicitó a Camps que se adelantase un poco en su asiento para poder verle mejor o, si no, que el abogado de Costa, Juan Casanueva, se desplazase de su sitio. Tras ello, ha empezado la vista con la declaración de un perito, funcionario del Ministerio de Economía.

Transcurrida una hora desde el inicio de la sesión, el magistrado llamó la atención a Camps y le señaló: "Señor Camps, por favor, estése quieto, no haga gestos de aprobación o desaprobación de lo que dice quien sea. No haga gestos, por favor, sólo le pido eso".

El día anterior el juez también le llamó la atención en dos ocasiones, la primera de ellas -mientras declaraba el auditor de Cortefiel- por utilizar el teléfono móvil, y la segunda por hacer gestos mientras tenía lugar la declaración de dos agentes policiales de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF).

Ésta no es la primera vez que el magistrado llama la atención al expresidente del Consell desde que se inició el juicio ante los gestos que realiza y las conversaciones que mantiene con su letrado, e incluso, en una ocasión le amenazó con expulsarle de la sala si no cesaba en su actitud. Estas advertencias obligaron a Climent a cambiar de sitio a los acusados y a desplazarlos hacia la derecha para poder verlos mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios