Una manifestación acaba en una batalla campal entre estudiantes y la Policía

  • Unos manifestantes lanzaron objetos a la Policía y rompieron la cristalera de un banco, y los agentes cargaron para dispersarlos. Los altercados dejan varios heridos y detenidos. Un gran número de ciudades españolas han marchado contra los recortes en educación.

Comentarios 53

Una nueva jornada de movilizaciones contra los recortes del Gobierno y Autonomías que afectan a la educación pública han tomado las calles de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza o Palma de Mallorca. Las concentraciones, por lo general, han transcurrido sin incidentes excepto en la Ciudad Condal, donde las protestas se han saldado con cargas policiales, varios detenidos y heridos. La Generalitat ha atribuido estos altercados a "grupúsculos" aislados y sin ninguna relación con la comunidad estudiantil.

La manifestación en Barcelona ha concentrado a decenas de miles de estudiantes -70.000 según los convocantes; 25.000 según la Guardia Urbana- que criticaban los recortes en educación. Para ello, los universitarios han cortado desde primera hora de este miércoles varias vías principales de la ciudad, tal y como han explicado fuentes de la Plataforma Universitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup).

En concreto, decenas de alumnos cortaron la avenida Diagonal a la altura de Palau Reial para después dirigirse a María Cristina e invadir incluso las vías del tranvía, según informó la Guardia Urbana. Alumnos de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), incluso, llegaron a cortar la autopista AP-7 en Bellaterra y la carretera B-30 en Cerdanyola. Los cortes de tráfico ocasionaron retenciones de hasta 11 kilómetros en la AP-7 y de dos kilómetros en la B-30, tal y como indicó el Servei Català de Trànsit (SCT). 

A primera hora de la tarde, unos 500 estudiantes continuaron la protesta en la plaza de España, tras escindirse de la mayoría que se quedaba en la plaza Universitat. Fue entonces cuando los manifestantes fueron rodeados por un cordón policial de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra que les impidió acercarse a las puertas del Mobile World Congress (MWC).  Pasadas las 16 horas, los estudiantes llegaron a plaza España y, en un primer momento, se dirigieron a las puertas del congreso de telefonía gritando "Vosotros congresistas, sois los terroristas", aunque rápidamente fueron apartados por los policías a la zona opuesta de la plaza. 

La detención de uno de los manifestantes que quería franquear la línea policial desató la reacción estudiantil, tirando objetos y una piedra, y alguna carga de los agentes policiales. Los estudiantes, algunos de ellos encapuchados, procedían de plaza Universitat y optaron por seguir en plaza Espanya para conseguir "más notoriedad".

Los concentrados llevaban una pancarta con el mensaje "Donde hay educación no hay distinción de clases", que esgrimieron ante los Mossos que les custodiaban, así como banderas republicanas y griegas. Entre otras consignas, clamaron: "Menos policía y más educación", "somos estudiantes y no delincuentes", así como cantaron la Internacional.  Uno de los momentos más tensos fue cuando los estudiantes se pararon ante la sede de la Bolsa de Barcelona, donde lanzaron pintura, piedras, petardos, cristales y pelotas a los furgones de Mossos que custodiaban el edificio.

Al grito de "hijos de puta" y "basura", los estudiantes se detuvieron ante las vallas que protegen la sede e increparon a los trabajadores de la entidad que se asomaban a la venta, paralizándose en este punto la manifestación ante la tensión existente. 

Otro de los incidentes destacados fue el que protagonizaron varios estudiantes al golpear a un cámara de Antena 3. Tal y como ha denunciado la propia cadena privada, uno de sus profesionales fue rodeado por varios manifestantes para después recibir golpes en la cara, además de rociar su cámara con spray para evitar que grabara las imágenes. La agresión al cámara, que ya se encuentra bien, se produjo cuando los manifestantes arrojaban piedras y otros objetos contundentes contra los cristales de una entidad bancaria, dejando destrozado el cajero.  Asimismo, un grupo de estudiantes quemó cuatro contenedores entre las calles Balmes y Enric Granados para luego cruzarlos impidiendo la circulación, lo que provocó que los Mossos cargasen contra los concentrados, según pudo comprobar Europa Press.

Los altercados en la Ciudad Condal se han saldado con al menos nueve heridos leves, cinco de ellos Mossos d'Esquadra, según explicó el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) a Europa Press. Dos de los heridos fueron trasladados al Centro de Atención Primaria (CAP) Manso, uno al Hospital Clínic y otro ha recibido el alta voluntaria, mientras que los cinco Mossos fueron dados de alta in situ

Según los primeros recuentos del Ayuntamiento de Barcelona, los incidentes han dejado un balance en el patrimonio municipal de siete contenedores quemados, cuatro rotos, una papelera quemada y desperfectos en máquinas expendedoras del área verde y azul de aparcamiento, a la vez que ha habido pintadas en diversas zonas de la ciudad. 

La Generalitat atribuye los incidentes a "grupúsculos"

La Generalitat catalana ha lamentado este miércoles los altercados acaecidos en el centro de Barcelona durante esta manifestación estudiantil, a la vez que ha atribuido tales incidentes a "grupúsculos" aislados y sin ninguna relación con la comunidad universitaria. "La Secretaría rechaza que personas ajenas a la universidad instrumentalicen al colectivo de profesores, personal de administración y servicios y estudiantes universitarios para finalidades que no tienen nada que ver con la educación superior", señaló en un comunicado la Secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat, según las informaciones recogidas por la Conselleria de Interior.  El Ayuntamiento de Barcelona, por su parte, ha condenado los altercados en las movilizaciones de estudiantes y, a través del primer teniente alcalde, Joaquim Forn, ha destacado que "nada tienen que ver con las formas legítimas de manifestación y expresión por parte de la ciudadanía".

Mientras en estos momentos el consistorio está realizando la valoración de los desperfectos, Forn ha anunciado en un comunicado que se personará en las causas que se inicien por los daños causados en el mobiliario urbano de la ciudad. Los desperfectos causados por algunos estudiantes en el Edificio Histórico de la Universitat de Barcelona (UB) han ocasionado que el centro educativo interpusiera una denuncia ante los Mossos d'Esquadra. En ella han alegado que han roto y estropeado parte del patrimonio histórico de la universidad, "y al mismo tiempo puesto en peligro la seguridad de los miembros de la comunidad universitaria que se encontraban trabajando en el edificio".  "Esto ha obligado al Rectorado a interponer la denuncia correspondiente para exigir las responsabilidades derivadas de la pérdida patrimonial", ha explicado el centro, que sin embargo ha asegurado comprender y compartir la preocupación e incomodidad social generadas por los recortes presupuestarios.  A pesar de los altercados, los estudiantes han decidido mantener la ocupación del Edificio Histórico de la UB, así como secundar la convocatoria de manifestación en la comisaría de Les Corts convocada a las 18 horas "en apoyo a los detenidos" por las protestas. "Mañana sigue la huelga universitaria en la Autònoma. Los estudiantes estamos en lucha y esto sólo acaba de empezar", han avisado.

Además de en Barcelona, los estudiantes gijonenses también han salido a la calle este miércoles para protestar contra los recortes educativos. Más de medio millar se manifestaron durante más de dos horas por los tres campus que tiene la Universitat de Gerona (UdG). La protesta, a diferencia de la efectuada en la Ciudad Condal, se produjo sin incidentes y en ella se ha reclamando la dimisión de la rectora, Anna Maria Geli.

Cortes de tráfico ante el IES Lluis Vives de Valencia

Valencia ha sido otra de las ciudades con más participantes en las protestas contra los recortes en Educación. Si bien desde el pasado 15 de febrero han ocurrido varios incidentes entre manifestantes y Policía, este miércoles las protestas han transcurrido con normalidad. Sin embargo, a las 15:00 horas, cuando la multitudinaria manifestación ya había acabado, un grupo ha cortado el tráfico en la calle Xàtiva a la altura del IES Lluís Vives.  Además, alrededor de un millar de personas se ha congregado unos minutos más tarde ante la sede de la Delegación del Gobierno para reclamar la dimisión de su titular, Paula Sánchez de León, y el rechazo a la actuación policial del pasado 20 de febrero con consignas como esta: "Iros a casa, nosotros vigilamos". 

También en la Comunidad Valenciana, en Alicante, tres centenares de alumnos de Secundaria ha recorrido de forma pacífica el centro de la ciudad hasta la sede del Consell. En las pancartas denunciaban que "España también es campeona en recortes" o reivindicaban "si quieren recortes, que empiecen por las Cortes".

Universitarios y estudiantes de secundaria de Baleares han hecho huelga y han salido a la calle en Palma de Mallorca, bajo la consigna "'Suya es la crisis, nuestra es la lucha", y donde han protestado por el aumento de las tasas universitarias en esta comunidad, además de las tarifas de transporte público o la eliminación de plazas para el profesorado. 

El Sindicato de Estudiantes de Andalucía se ha sumado a la jornada de "lucha" con paros en institutos de Secundaria y concentraciones en Sevilla y Málaga, a las que han acudido en torno a 500 personas, según han informado los convocantes. En Galicia, unos 800 estudiantes se han concentrado en Santiago de Compostela, La Coruña, Vigo y Ferrol en "solidaridad" con los estudiantes valenciano involucrados las semanas anteriores en las cargas policiales. 

Sin incidentes en Madrid

Por su parte, en Madrid han sido más de un millar los estudiantes que han recorrido las calles en contra de los recortes educativos y en solidaridad con los alumnos valencianos que estuvieron involucrados en las cargas policiales de la semana pasada. La marcha ha comenzado pasadas las 12:00 horas frente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y ha finalizado a las 13:30 en la Puerta del Sol, sin incidentes.

La protesta, convocada por el Sindicato de Estudiantes, ha contado con el apoyo de organizaciones sindicales y asociaciones de padres de alumnos de la escuela pública, así como por el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien en declaraciones a los medios ha criticado al Gobierno de Mariano Rajoy por fomentar "una educación elitista", en detrimento de la pública. En Castilla-La Mancha han sido cientos de estudiantes quienes se han reunido tanto en Toledo, como en Ciudad Real, Albacete y Cuenca, bajo el lema "Enamorados de la Universidad Pública de calidad". En el manifiesto que han leído en cada uno de los puntos de concentración, se ha destacado que "el motor básico de crecimiento de la sociedad castellano-manchega ha sido hasta ahora la universidad pública y de calidad". Una institución que, según el mismo texto, "peligra cada día más".

Por último, las protestas han llegado a Zaragoza y Teruel. En el caso de la primera de las provincias, ha sido la Coordinadora de Estudiantes de Enseñanzas Medias quien ha logrado convocar a centenares de alumnos de Secundaria ante el Edificio Paraninfo, donde se han unido también estudiantes universitarios, además de formaciones políticas como Izquierda Unida.  En Teruel, por su parte, han sido 300 los estudiantes congregados, que han organizado piquetes informativos en los centros educativos desde primera hora de la mañana para porteriormenete, a las 12.00 horas, marchar hasta la Subdelegación del Gobierno en la provincia para hacer oír sus reivindicaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios