Una manifestación estudiantil deriva en duras cargas policiales en Valencia

  • La jornada acabó con 25 detenidos, cinco de ellos menores, que protestaban por los recortes en Educación. La Policía dice que su actuación fue "proporcionada". IU, PSOE Y ERC piden al ministro de Interior que comparezca.

Comentarios 153

Los incidentes por protestas estudiantiles contra los recortes en Educación se han seguido sucediendo este lunes en Valencia. Una nueva manifestación, como las de la semana pasada, iniciada frente al Instituto de Secundaria Lluís Vives, ha provocado que la Policía haya cargado contra los asistentes cuando marchaban hacia el centro de la ciudad y haya detenido a 25 personas personas, cinco de ellas menores, que se suman a los 17 de la semana anterior. Durante estos enfrentamientos, cinco personas han precisado asistencia sanitaria, tres por contusiones, una por sufrir un ataque de ansiedad y otra por sufrir un desmayo. Fuentes de la Policía Nacional, la jornada se ha saldado también con 13 personas heridas, 11 de ellos agentes, y con la quema de varios contenedores por la zona centro y Blasco Ibáñez. El jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno, señalaba esta tarde en rueda de prensa que entre los detenidos había una persona que presentaba una herida leve con lesiones en la pierna y con contusiones en la cabeza.

La movilización de este lunes, tanto por los recortes en Educación como por las detenciones en movilizaciones anteriores, se ha iniciado de forma pacífica a las 14:45 horas cuando los estudiantes han cortado el tráfico al grito de Els lladres a presó i els diners a educació (Los ladrones a prisión y el dinero a educación). Según los organizadores del acto, la intención era llevar a cabo una marcha "totalmente pacífica" que se limitara a cortar el tráfico durante media hora con desplazamiento hacia San Agustín.

Peropronto han comenzado los incidentes, en concreto cuando la marcha de 300 jóvenes ha llegado a dicha plaza, donde la Policía había establecido un cordón policial que les impedía el paso. Al empezar los estudiantes a saltarse esta barrera por los laterales, se han producido las primeras tensiones, entre los agentes que formaban parte del cordón y los estudiantes que lo han sobrepasado, con empujones y tirones de ropa. 

En este punto, algunos efectivos han llegado a golpear con las porras a las personas que protestaban con los gritos de Si que son valents que peguen als xiquets ("Si que son valientes que pegan a los niños") o "Estos son los héroes de España", entre otras frases.

A continuación, los estudiantes se han dirigido a la Plaza de España, aunque antes de llegar, en el cruce con la calle San Vicente, les aguardaba un nuevo cordón policial. En ese momento, otros agentes han dispersado a los alumnos concentrados en este punto hacia las calles Matemático Marzal y Troya, donde ha habido nuevos instantes de tensión en los que los policías han llegado a tirar al suelo a algunos jóvenes y a golpear con la porra a los manifestantes que corrían hacía allí. 

Más de 25 furgones de la Policía

En total, se han llegado a congregar en ese tramo más de 25 furgones de la Policía. Los distintos cordones policiales establecidos por los agentes lograron dispersar a los manifestantes, que volvieron a reunirse unos minutos más tarde en la Plaza de San Agustín, donde se cortó el tráfico y se vivieron nuevos momentos de tensión con los agentes que, según algunas fuentes presenciales, han llevado a cabo las detenciones, cuatro de ellas de personas menores de edad.

Durante estos enfrentamientos, los agentes han identificado a numerosos estudiantes que, al mismo tiempo, les exigían ver sus placas identificativas, que algunos policías han exhibido y otros no. A lo largo de la tarde, los jóvenes coreron gritos como: "Sin porras no sois nada", "Para que queréis el casco si no tenéis cerebro", "Éstas son nuestras armas", mientras levantaban las palmas de las manos. Además de identificar a los asistentes, los agentes se han llevado esposado a otro joven, al que han reducido en el suelo.

Una de las chicas identificadas junto a la verja del instituto al comienzo de la protesta ha explicado a los medios que iba al centro a un examen y a "solidarizarse" con sus compañeros. "Un policía nos ha empezado a empujar y a tirar al suelo, le he pedido el número de placa, me la ha dado rápido y no me ha dejado apuntarlo", ha dicho. Mientras, alguien desde dentro del centro le ha sustraído una porra a un agente, lo que ha provocado que algunos efectivos entraran al IES pero han vuelto a salir rápidamente. 

La madre de una de las detenidas, una joven de 17 años, ha denunciado que "la han detenido sin hacer absolutamente nada" cuando estaba en la acera en la plaza de San Agustín "con sus dos abuelas y con su madre, sin participar en la manifestación". "Estábamos en la acera, mirando como mucha otra gente que pasaba por allí y los policías han cruzado la calle a por ella y la han esposado" y "además, ahora no quieren decir dónde se la llevan", ha relatado la mujer.

Sobre las 20:00 se han reagrupado en el entorno del Instituto Lluís Vives de Valencia para protestar por las cargas policiales y se han producido nuevos enfrentamientos entre estudiantes y agentes antidisturbios, a quienes según la Policía han lanzado piedras. El dispositivo policial estaba formado por una quincena de furgonetas y el apoyo aéreo de un helicóptero que constantemente sobrevolaba la céntrica zona comprendida entre la estación del Norte, la plaza del Ayuntamiento, las calles de Xátiva, Marqués de Sotelo y Colón.

Refugio en la Facultad de Geografía e Historia

Unos 400 estudiantes se refugiaron a lo largo la tarde en la facultad de Geografía e Historia de Valencia, con el permiso de la decana, Elena Grau. Tras los incidentes, los estudiantes se reunieron en la Facultad, en la avenida Blasco Ibáñez de Valencia para analizar en asamblea los incidentes registrados en la jornada, mientras que en los alrededores del edificio hubo una importante presencia policial, con tres furgones vigilando la zona. 

La decana ha explicado que les ha dado permiso para estar en la Facultad e incluso pasar la noche ahí si es preciso. Losestudiantes celebraron una asamblea con el objetivo de suscribir un manifiesto en el que se diera a conocer lo sucedido en los últimos días, aunque posteriormente, una gran parte de ellos ha decidido salir para unirse a otros compañeros que tenían "problemas". En la puerta de la Facultad se han colgado carteles con los lemas: La raó de la força contra la força de la raó ("La razón de la fuerza contra la fuerza de la razón") y Si la repressió no s'atura, nosaltres tampoc ("Si la represión no se frena, nosotros tampoco").

Un testigo que paseaba a su perro por la zona ha constatado que "los agentes han salido gritando con las porras en alto y han cogido a la niña entre cuatro, la han subido a la fuerza al furgón policial y no han dejado ni que la familia hable con ella", pese a ser "una menor de 17 años que ni estaba en la manifestación". "Hemos vuelto a la época de Franco", ha lamentado.

Esta serie de altercados ha provocado que al menos cinco personas hayan tenido que ser atendidas por los servicios sanitarios, tres de ellas por contusiones, una por una crisis de ansiedad y otra por sufrir un desmayo. Según ha informado el Centro de información y Coordinación de urgencias (CICU), entre los afectados que han requerido atención, dos son jóvenes de 18 años y dos son mujeres de 44 y 57 años, que han sufrido contusiones de diversa consideración y crisis de ansiedad.

Reacciones de Policía y estudiantes

Ante esta serie de acontecimientos, el jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno, ha calificado de "proporcionada" la actuación policial durante las protestas, añadiendo que "estamos aguantando carros y carretas", para asegurar que no se ha usado material antidisturbios. En su intervención, Moreno se ha referido a los manifestantes como enemigos pues, tras ser cuestionado por el número de agentes desplegados, ha manifestado que no lo puede decir ya que "no es prudente desde el punto de vista de la táctica y la fuerza policial que yo le diga al enemigo cuáles son mis fuerzas y debilidades". Según su versión, "en todo momento se han intentado reconducir las protestas por la vía pacífica, pero es evidente que había intereses en agravar el conflicto". "No hay más remedio que preservar la integridad física de los ciudadanos y de los policías", ha explicado.

La Confederación Española de Policía (CEP), por su parte, ha asegurado que la labor de la Unidad de Intervención Policial ha sido "impecable", desde el punto de vista del orden público y de los principios básicos de actuación que rigen el trabajo policial; en referencia a lo sucedido en Valencia. "Es falso, a pesar de que reiteradamente nos quieran hacer creer que eso es así, que la Policía cargase contra los estudiantes del IES Lluís Vives en la primera de las concentraciones", ha dicho la CEP en un comunicado.

Por otro lado, los estudiantes han pedido la liberación sin cargos de los detenidos y han declarado que continuarán "quemando las calles de Valencia". Así lo ha expresado el presidente de la Federación Valenciana de Estudiantes y consejero escolar del Estado y de la Comunitat, Alberto Ordóñez. 

IU, PSOE Y ERC piden la comparecencia del ministro de Interior

Izquierda Unida, PSOE y a ERC y han pedido la comparecencia urgente del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que informe de la actuación policial durante las protestas de los últimos días. En la petición de comparecencia, el diputado de IU Ricardo Sixto considera que en el actual momento de "conflictividad social" provocado por los recortes puestos en marcha por el Gobierno los responsables de la seguridad deben trabajar "con mano muy fina" y no con "mano dura", como a su juicio está sucediendo. Sixto entiende que Fernández Díaz debe exponer "con toda claridad" en el Congreso cómo van a trabajar las Fuerzas de Seguridad del Estado a partir de ahora y despejar las dudas sobre las órdenes que tienen los agentes frente a las reivindicaciones públicas que se puedan producir en la calle.

Precisamente, Esquerra Unida del País Valenciá (EUPV) ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Menores para que investigue si la actuación del Cuerpo Nacional de Policía durante las protestas estudiantiles son constitutivas de los delitos de lesiones y detención ilegal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios