España

El mediador de Vilalta y Pascual pide que no cese la ayuda humanitaria

  • Mustafa Uld Limam Chafi, artífice de la liberación, se encuentra "muy satisfecho del resultado".

Comentarios 8

El mauritano Mustafa Uld Limam Chafi, mediador en la liberación de los cooperantes Albert Vilalta y Roque Pascual, ha declarado que no se puede ceder ante la amenaza terrorista y que por ello no deberían cesar las caravanas humanitarias en el Sahel.

"Pese a los recientes casos de secuestros, no creo que sea más peligrosa esta zona que otras. No hay que ceder a las amenazas", señaló en conversación telefónica desde Burkina Faso, país en donde reside habitualmente.

Chafi, asesor del presidente burkinés, Blaise Compaoré, se mostró partidario de que se mantengan las expediciones a la región, y consideró que "la labor de proteger a esos ciudadanos pertenece a los gobiernos de los países en los que se hacen".

En la liberación de los dos españoles el pasado domingo tras casi nueve meses de secuestro consideró que no "fue más que un pequeño elemento a las órdenes del presidente de Burkina Faso, quien fueel verdadero actor y quien puso en marcha la estrategia".

De "muy difícil" calificó el proceso por el que Vilalta y Pascual acabaron en libertad después de haber sido secuestrados junto a Alicia Gámez (liberada en marzo) el pasado 29 de noviembre en la carretera que une Nuadibú (norte de Mauritania) con Nuakchot, cuando viajaban en una caravana de la ONG Barcelona Acció Solidària.

Pero "el peor momento", explicó, fue "tras la operación franco-mauritana contra Al Qaeda" el 22 de julio, que acabó con la muerte de siete presuntos terroristas y fue organizada para intentar liberar, sin éxito, al rehén galo Michael Germaneau, ejecutado por sus captores días después. "Ese día -destacó- el riesgo de que los rehenes españoles fueran ejecutados fue muy alto".

Chafi indicó que "después de ver lo que le pasó a Germaneau uno no puede sino estar satisfecho del resultado del secuestro de los españoles", cuya vida se salvó, según manifestó, "después de demostrar que la acción francesa no estaba para nada relacionada con la gestión española".

La "primera lección" que se extrae del secuestro de los cooperantes es que "desde el primer día el Ejecutivo español ha hecho todo lo posible para salvar a los rehenes", añadió.

"Estoy impresionado por el coraje, la voluntad, la determinación y la paciencia del Gobierno", apuntó el mediador, que dijo no ser consciente de que se haya pagado ningún rescate.

"Cuando se libera a rehenes surgen toda suerte de especulaciones, pero no he sido testigo de ningún pago", confesó Chafi, según el cual "siempre hay que optar por discutir políticamente" con los secuestradores.

"No puedo hablar de las posibles consecuencias" de hacer lo contrario, prosiguió.

Según coinciden la cadena árabe "Al Arabiya" y la agencia mauritana "Sahara Media", la liberación estuvo relacionada con la extradición a Mali y posterior puesta en libertad de Omar Uld Sid'Ahmed Uld Hame, conocido como Omar Saharaui y condenado a 12 años de prisión en Mauritania por su participación en el secuestro.

Finalizado el cautiverio, a Vilalta y Pascual, que llegaron a Barcelona en la madrugada del martes, y a Gámez, "a la que no hay que olvidar", Chafi los recordó como "gente muy valiente y con una moral de hierro", y les deseó solamente que en esta nueva etapa "olviden lo pasado, y disfruten con sus respectivas familias". EFE

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios