Un militar español muerto y seis heridos en un atentado Afganistán

  • La ministra de Defensa, Carme Chacón, ha viajado a Afganistán para aclarar lo sucedido.

Comentarios 22

Un militar español de origen colombiano falleció este lunes y otros seis resultaron heridos de diversa consideración como consecuencia de un atentado que sufrió un convoy español en Afganistán. En concreto, el ataque se produjo al explotar una mina anticarro de gran potencia al paso del vehículo, que escoltaba a una caravana del Programa Mundial de Alimentos de la ONU al norte de Qala-i-Naw, en el paso de Sandatesh. Fuentes del Ministerio de Defensa confirmaron la identidad del fallecido. Se trata de John Felipe Romero Meneses, de nacionalidad colombiana y 21 años, residente en Mollet del Vallés (Barcelona). La ministra de Defensa, Carme Chacón, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general Julio José Rodríguez, anunciaron a última hora del lunes su desplazamiento al país asiático en el avión del Ejército del Aire que repatriará el cuerpo del soldado  

El blindado BMR en el que viajaban John Felipe Romero Meneses y sus otros seis compañeros heridos era el primero de una columna de once vehículos que iban en misión de la ISAF con la policía afgana.

Fuentes del Ministerio de Defensa informaron que este BMR había sido modernizado hace dos años, tanto en su motor como en el reforzamiento del blindaje. Sobre el artefacto sólo se sabe con certeza que era de gran potencia, por lo que dos expertos del Centro Internacional de Desminado partirán hasta el lugar de los hechos para desarrollar la investigación pertinente.    

El convoy español formaba parte del contingente destinado en Qala i Naw, sede del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) español, en el noroeste de Afganistán, una zona que ha sufrido el hostigamiento de las fuerzas insurgentes talibanes.

Estado de los heridos

Sobre los heridos, desde Defensa se explicó que, dependiendo de la gravedad de sus heridas, se decidirá si se quedan en Afganistán. Si su estado es leve seguramente viajarán de vuelta en el mismo avión del Ejército del Aire que el cuerpo del fallecido.  

 Los seis fueron evacuados en helicóptero hasta el Hospital Role 2 de la Base de apoyo avanzado de Herat. Los dos más graves son el teniente del Ejército de Tierra Jordi Francesc Rubio Carceller, de 28 años, casado y natural de L'Hospitalet (Barcelona) y el soldado de nacionalidad colombiana Daniel Ospina Quintana, de 23 años y soltero.

Los otros cuatro heridos son: el soldado Juan Morales Aroca, de 24 años y natural de Sevilla; el soldado Joshua Alcalá Silvera, de 20 años y natural de Tenerife; el soldado Carlos Gatos Guardado, de 23 años y natural de Barcelona, y el soldado Gerson Jaime Rodríguez, de 19 años y nacionalidad colombiana.  

El Ministerio de Defensa comunicó el lunes por la tarde a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios que forman parte de la Comisión de Defensa del Congreso de la cancelación de la reunión a la que habían sido convocados para el martes y en la que los Jefes del Estado Mayor tenían previsto informarles sobre la misión española en Afganistán.

Familia en 'shock'

La familia de John Felipe Romero Meneses afirmó el lunes por la tarde encontrarse "en shock" y vivir un momento de mucha "desorientación", según explicó el alcalde de Mollet del Vallès (Barcelona), Josep Monràs, localidad en la que residía el soldado.  

Según el alcalde, que se reunió con los familiares, éstos recibieron atención especial del Ejército y ahora piden que se les respete y no quieren hacer declaraciones. La noticia, según Monràs, la recibieron de la ministra de Defensa, Carme Chacón, que también informó al primer edil.  

Se trata de una familia "humilde y trabajadora", con tres hijos, originaria de Colombia, señaló el alcalde. El padre llegó a Mollet en 2004. Hasta entonces había vivido en Parets del Vallès, hasta que en 2006 hizo el reagrupamiento familiar, trayéndose a su mujer y sus tres hijos a Catalunya.

Él trabajaba en una cadena de alimentación y su mujer como asistenta de ancianos. John Felipe Romero, de 21 años, llevaba tres en el Ejército y se fue hacia Afganistán en noviembre con el Regimiento de Cazadores de Montaña 'Arapiles 62', la primera unidad del Ejército ubicada en Catalunya que partió hacia este país.  

Según el primer edil de la localidad, Defensa les ha asegurado que harán todo lo posible por acelerar la repatriación del cadáver.

Viaje de la ministra

La ministra de Defensa, Carme Chacón, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Julio José Rodríguez, anunciaron el lunes por la tarde que viajarían en las próximas horas a Afganistán en el avión del Ejército del Aire que repatriará el cuerpo del soldado John Felipe Romero Meneses.

El avión del Ejército del Aire, en el que también se desplazará hasta Afganistán el Jefe del Estado Mayor del Ejército, general Fulgencio Coll, tenía previsto partir desde la base aérea de Torrejón de Ardoz a lo largo de la tarde- noche del lunes, informaron fuentes del Ministerio de Defensa.  

La ruta sería Madrid-Kabul y Kabul-Herat (esta segunda parte en avión Hércules). Después de celebrar allí una pequeña ceremonia, con honores y funeral, seguramente la ruta de vuelta será Herat-Kabul y Kabul-Barcelona. Ya se han iniciado los preparativos para celebrar en Barcelona los funerales por el soldado Romero.

Cuatro fallecidos por minas anticarros

El fallecimiento del soldado John Felipe Romero Meneses en un ataque contra las tropas españolas perpetrado este lunes en Afganistán eleva a cuatro las víctimas mortales de la misión española en este país por atentados con minas anticarro.

La última víctima española en Afganistán fue Christian Quishpe Aguirre, de 24 años y de nacionalidad española aunque oriundo de Ecuador, que el pasado mes de enero murió arrollado por un vehículo blindad que estaba en revisión en la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de la OTAN en Herat.

Desde que las primeras unidades españolas llegaron al país asiático a finales de 2002, un total de 92 militares españoles han perdido la vida en Afganistán durante su participación en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y en la misión 'Libertad Duradera'. De ellos, 81 murieron en accidentes, ocho en atentados o combates y tes a causa infartos.  

Las tropas españolas en Afganistán sufrieron un ataque similar el pasado mes de octubre. El cabo Cristo Ancor Cabello falleció entonces cerca de Herat, cuando el vehículo en el que viajaba pisó una mina anticarro, provocando además cinco heridos.  

Actualmente son 1.068 los efectivos que las tropas españolas mantienen en el país asiático. No obstante, el Gobierno español ya ha anunciado su intención de mandar al país asiático un nuevo contingente compuesto por 511 efectivos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios