La oposición rechaza que los jueces designen el CGPJ

  • La elección de 12 de los 20 vocales del órgano de gobierno de la judicatura al margen del Parlamento es una "involución" para la mayoría de grupos del Congreso

La mayoría de los grupos parlamentarios rechazaron ayer la reforma del sistema de elección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) anunciada por el Gobierno, al considerar que permitir que los jueces elijan a 12 de los 20 vocales es una "involución" y un ataque a la soberanía popular.

Así se puso de manifiesto en la Comisión de Justicia durante la comparecencia del ministro Alberto Ruiz-Gallardón, que presentó al Congreso un paquete de medidas legislativas con el fin de conseguir la regeneración institucional, la despolitización de la Justicia y la reducción del exceso de litigiosidad a través de un nuevo modelo de tasas.

Para el portavoz socialista en la Comisión de Justicia, Julio Villarrubia, la reforma que modificará la elección de los vocales del CGPJ es un ataque frontal a la soberanía popular porque supone "dejar en manos de unos cuantos lo que corresponde al pueblo español", como marca el verdadero espíritu constitucional.

En ello coincidió el portavoz de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, que reprochó a Ruiz-Gallardón que haya comenzado poniéndose al frente del regeneracionismo y haya terminado al frente de lo que calificó de "restauración", anunciando medidas de "populismo penal" como la prisión permanente revisable y olvidando la corrupción.

Fue Llamazares quien consideró que la fórmula del PP para la elección del CGPJ no es una solución, sino una "involución".

"La solución del Gobierno al desgobierno de la Justicia es la de Juan Palomo: yo me lo guiso, yo me lo como", dijo el diputado de Izquierda Unida, que bromeó al mostrar su esperanza en que después se permita a los médicos gobernar la sanidad.

La diputada Rosa Díez, de Unión Progreso y Democracia (UPyD), mostró al ministro su disposición a colaborar en el camino hacia la independencia judicial y conseguir la despolitización, mientras que desde CiU, Mercé Pigem, aconsejó al Gobierno que no caiga en un "afán legislativo" y que ponga ya en marcha los Consejos de Justicia Autonómicos, previstos en el Estatuto de Cataluña, para conseguir un mayor acercamiento y desconcentración del Poder Judicial.

Uxue Barcos (Geroa Bai) coincidió con otros portavoces al señalar que ha sido la falta de acuerdo entre los partidos la que ha provocado la situación de desprestigio.

El presidente del Grupo Socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió que el cobro de tasas judiciales a partir de la segunda instancia anunciadas por el ministro de Justicia persigue que las personas con menos dinero no puedan presentar recursos ante los tribunales. "Si tienes dinero recurres hasta el final y si no tienes dinero, te aguantas", afirmó Rubalcaba en rueda de prensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios