La patera que volcó en Lanzarote chocó contra una roca

  • Hallan otros tres cadáveres y se busca a otro desaparecido, pues viajaban 32 personas

Tres nuevos cuerpos de inmigrantes muertos en el naufragio de una patera en Lanzarote tras chocar contra una roca, correspondientes a niños de entre 13 y 14 años, fueron recuperados ayer por la tarde por los efectivos de seguridad y emergencias que rastrean la costa de la isla, con lo que la cifra de cadáveres llega ya a 25.

Con la recuperación de los restos de estos tres menores, se considera que sólo falta por hallar el cuerpo de un último ocupante de la embarcación, que llevaba a bordo 32 personas, de las que sólo seis lograron sobrevivir.

La cifra de 32 ocupantes se conoció por la declaración de última hora de un inmigrante que afirmó que el dato que se dio en un principio de que en la embarcación viajaban veintiocho personas era incorrecto.

Esa declaración de que el número de viajeros era 32 posibilitó el hallazgo de los nuevos cadáveres, pues la búsqueda se había suspendido ayer a mediodía, con 22 cuerpos hallados, que, sumados a los seis sobrevivientes, completaban el dato inicial.

La patera volcó al chocar contra una roca, según el juez de primera instancia e instrucción número 1 de Arrecife, Ricardo Fiestras Gil.

En un comunicado difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, el juez confirma que el número total de ocupantes de la patera siniestrada era de 32 personas y que la patera era una barca con un motor pequeño de gasolina que salió de Tarfaya (Marruecos) y, "al llegar cerca de la costa, volcó al chocar contra una roca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios