'caso Palma Arena'

Un testigo dice que el periodista de Matas cobró comisiones por conseguir contratos públicos

  • Antonio Amat asegura que un concurso público concedido por Baleares a su empresa de comunicación sirvió realmente para encubrir los pagos a Alemany por elaborar los discursos del ex presidente.

Antonio Alemany, el periodista que escribía los discursos del ex presidente balear Jaume Matas, cobró comisiones de una agencia de comunicación por conseguirle contratos del Gobierno balear.

El ex copropietario de la agencia de comunicación Nimbus Antonio Amat y una empleada de esta empresa han reconocido la existencia de estas comisiones durante su declaración como testigos en el juicio que se celebra en la Audiencia de Palma contra Matas y otras cinco personas sobre los pagos públicos supuestamente fraudulentos a Alemany.

El fiscal Anticorrupción Pedro Horrach ha exhibido a Amat durante su comparecencia unos documentos de "incidencias de rentabilidad" de Nimbus en los que se detalla, de forma manuscrita, el concepto "comisión de medios a Antonio Alemany" por unos trabajos de la agencia para la Conselleria de Obras Públicas.

El testigo ha reconocido que estas comisiones podrían haberse pagado a Alemany a cambio de conseguir para Nimbus contratos de publicidad de este departamento del Govern. "En las agencias es habitual que haya comisionistas", ha argumentado sobre estos pagos al periodista. La empleada de Nimbus que escribió estas palabras ha reconocido luego que se pagaba a Alemany como "colaborador comercial" por conseguir clientes para Nimbus, entre los que estaba la Conselleria de Obras Públicas del Govern balear de Matas.

En otro momento de su declaración, Amat también ha reconocido que un concurso público concedido por el Governa su empresa sirvió realmente para encubrir los pagos a Alemany por elaborar los discursos del ex presidente. Y es que una de las vertientes de esta pieza del caso Palma Arena es el pago al periodista de unos 4.000 euros al mes por los discursos a través de un concurso a Nimbus que, en teoría, debía haber servido para analizar la imagen pública del Govern.

Aunque al principio de su declaración como testigo Amat ha dicho que no recordaba nada de este concurso, luego ha cambiado su versión en vista de que el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach le ha recordado su declaración ante el juez instructor, cuando reconoció que sabía que el contrato sirvió para encubrir los pagos a Alemany.

"Debía tener entonces las cosas más frescas. Fue una declaración espontánea", ha dicho respecto a su comparecencia judicial. Más tarde, ha reconocido que cuando firmó el concurso le informaron de que "era un trabajo para subcontratar a un periodista" a cambio de un 5 % de comisión.

Despúes de Amat ha declarado la directora de Administración de Nimbus, quien ha explicado que las facturas que se pagaban a la empresa de Alemany cada mes por unos 4.000 euros correspondían al concurso público. Sin embargo, ha reconocido que esta agencia nunca recibió ninguna contraprestación por estas facturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios