Mas prepara un plan de infraestructuras estratégicas para un nuevo Estado

  • El presidente de la Generalitat se prepara para una posible "desconexión" del Estado español, derivada de un proceso de independencia. Nombra además dos comisionados para la transparencia y la "transición nacional".

Comentarios 10

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha explicado que su Ejecutivo desarrollará un plan de infraestructuras estratégicas que deben estar preparadas por si se da la situación de una "desconexión" del Estado español, derivada de un proceso de independencia de Cataluña tras el 27-S. Mas ha comparecido ante los medios de comunicación tras la reunión del Govern para trazar las líneas maestras de su Ejecutivo hasta las elecciones catalanas del 27 de septiembre.

El presidente catalán ha anunciado diferentes medidas ante el proceso soberanista, que debe acordar con ERC antes de las elecciones catalanas. Entre las medidas, ha citado un plan de infraestructuras estratégicas que coordinarán los consejeros de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila; de Interior, Ramon Espadaler; y de Empresa y Empleo, Felip Puig. Mas ha detallado que este plan incluirá infraestructuras como agua, saneamiento, energía, transporte, telecomunicaciones y otros aspectos claves para el funcionamiento de un Estado.

"Todo lo que sea crítico será objeto del plan de infraestructuras estratégicas", ha dicho el presidente catalán, que sin embargo ha recalcado que esta iniciativa no se podrá implementar hasta que un eventual Estado catalán tenga todas las competencias. Pero ha incidido en que se debe dejar todo "preparado" por si hay "una desconexión legal" de España, "estudiando hasta el ultimo milímetro el funcionamiento de las estructuras estratégicas".

Dos comisionados para la transparencia y la "transición nacional"

Además, Mas ha anunciado que designará un comisionado para la "transición nacional", el jurista Carles Viver Pi-Sunyer, y una comisionada de la transparencia, la jurista Núria Bassols, que actualmente ya es responsable del programa gubernamental sobre este ámbito. Mas ha anunciado que los nombramientos de los dos comisionados se harán formalmente la semana que viene y que no tendrán ningún coste adicional para las arcas de la Generalitat.

Mas ha asegurado que los dos nuevos comisionados, que podrán participar en las reuniones del Govern, son una decisión suya que no ha consensuado con ERC, con quien debe pactar la hoja de ruta soberanista antes de las elecciones catalanas. Sin embargo, ha abierto la puerta a incorporar expertos de Esquerra en estas dos nuevas estructuras, así como en la "hacienda propia", aunque ha dicho que "aún no están acordados". El presidente ha juzgado que las relaciones con ERC son de "mayor normalidad y tranquilidad", algo que ha opinado que se demuestra en el "Parlamento y en las declaraciones públicas" y que es lo que "conviene si se persiguen objetivos comunes".

Como nuevo comisionado, Viver Pi-Sunyer, que ha presidido el Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) del Govern y preside el Instituto de Estudios Autonómicos de la Generalitat, estará adscrito al departamento de Presidencia, dirigido por el consejero Francesc Homs. Entre las funciones del nuevo comisionado estarán la de diseñar el plan ejecutivo para la preparación de las "estructuras de estado", identificar las medidas para implementar para su constitución, planificar trabajos de los departamentos y difundir el Libro blanco de la transición nacional, que recoge 18 informes del CATN. También se encargará de preparar otras estructuras como la "hacienda propia", una seguridad social catalana y la consolidación de la acción exterior.

Por su parte, Núria Bassols, magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en excedencia que actualmente es la responsable del programa gubernamental sobre transparencia, subirá a rango de comisionada. Estará adscrita al departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales, capitaneado por la vicepresidenta Joana Ortega, y su principal función será aplicar la ley de transparencia aprobada por el Parlamento, que Mas ha destacado que es "tremendamente exigente" con la administración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios