El presidente de Mali, "optimista" sobre la suerte de los rehenes españoles

  • Amadou Toumane Touré pide confianza y paciencia para resolver la situación de los cooperantes españoles, secuestrados por Al Qaeda en el Magreb y probablemente ocultos en su país.

Comentarios 1

 El presidente maliense, Amadou Toumane Touré, se mostró optimista sobre la suerte de los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania por la organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y que se encuentran muy probablemente en el norte de Mali. "Yo siempre he dicho que todo el mundo debe ser optimista. Nuestro deseo es de todo corazón que todo salga muy bien para los rehenes", dijo Touré en declaraciones a los periodistas tras inaugurar una obra de infraestructura en la región norteña de Gao al tiempo que calificó de "excelentes" las relaciones con España. 

El presidente recalcó que "sobre todo no se debe ser pesimista" respecto a la resolución del secuestro de los españoles e indicó que la actitud "correcta y humana es tener confianza y esperar". Preguntado por las relaciones entre Mali y España, Touré destacó que se trata de una "antigua historia" y que ambos países "han estado unidos desde hace mucho tiempo, más de lo que algunos creen". "Hoy todo esto se ha reforzado con la apertura de la Embajada española en Mali, la oficina de cooperación y con las excelentes relaciones entre los dos pueblos", subrayó y se mostró confiado en que la cooperación mejorará en los próximos años. 

Asimismo, resaltó que España acompaña a Mali tanto en el marco de la Unión Europea (UE) como a nivel bilateral "sobre cuestiones que compartimos". "Quiero aprovechar la ocasión para saludar a España y expresar al pueblo español la solidaridad del pueblo maliense ante esta toma de rehenes que nada puede justificar y que condenamos", afirmó. Touré mostró su deseo de que tanto los españoles como el resto de europeos secuestrados desde el pasado noviembre (dos italianos y un francés) "puedan reencontrar a sus familias en las mejores condiciones sanos y salvos". 

El presidente maliense colocó la primera piedra del puente y el pantano de Taussa en la localidad de Burem, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Gao en medio de grandes medidas de seguridad. Precisamente en la región de Gao, en la localidad de Menaka, fue secuestrado el pasado 26 de noviembre el ciudadano francés Pierre Camatte, que trabajaba desde hace años en el norte del país. A través de un comunicado difundido en internet, AQMI fijó un segundo ultimátum sobre Camatte y amenazó con matarle si antes del próximo 20 de febrero Francia y Mali no cumplen sus reivindicaciones, que incluyen la liberación de cuatro miembros de la rama magrebí de Al Qaeda encarcelados en el país del Sahel. 

Tres días después del secuestro de Camatte en Mali, los cooperantes españoles Alicia Gámez, Roque Pascual y Albert Vilalta fueron capturados en el norte de Mauritania, a 170 kilómetros de la capital Nuakchot. El 18 de diciembre una pareja de turistas italianos fue igualmente secuestrada en el sureste de Mauritania. Todas estas acciones han sido reivindicadas por AQMI y, aunque hasta la fecha no se ha confirmado, todo apunta a que los seis rehenes se encuentran en algún lugar desconocido de la vasta y desértica región del norte de Mali. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios