El presidente acusa al PP de atacarle porque "no confía en sus fuerzas"

  • Zapatero participa en un mitin con Tomás Gómez, el primero desde las primarias

El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó ayer al PP de querer borrar del mapa al PSOE porque "no confía para nada en sus fuerzas" ni en su proyecto y, por eso, el partido de Mariano Rajoy prefirió que el Gobierno cayera en vez de ayudar contra la crisis.

Zapatero participó en Alcalá de Henares (Madrid) en un mitin de precampaña junto al candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, y el cabeza de lista municipal, Javier Rodríguez, ante unas 5.000 personas, según la organización.

"No confían nada en sus fuerzas, en lo que representan ni en su proyecto y, pese a que España les necesitaba, no acudieron a la cita pensando que así podrían borrarnos del mapa", analizó Zapatero, antes de advertir: "No nos conocen, no conocen al PSOE ni lo que representa en España".

Al final de su intervención, agradeció el apoyo y el afecto que recibe y prometió estar al servicio de los ciudadanos porque lo único que le mueve -aseguró- "es que a España las cosas le vayan bien, y al PSOE aún mejor".

Tanto espera que le vaya bien al PSOE que echó mano de una cita de un alcalaíno ilustre, Manuel Azaña, quien dijo que "España es un país de sorpresas y de reacciones inesperadas", para dirigirse a Gómez y decirle: "Tomás, ésa es mi propuesta para el 22 de mayo (...) En Madrid lo mejor está por venir y lo vas a hacer tú".

La polémica que mantuvieron ambos este verano a cuenta de las primarias socialistas estuvo presente en el primer mitin que comparten desde hace 16 meses, y fue cuando Zapatero elogió "la sinceridad" con la que Gómez se dirige a todo el mundo. "Incluido a mí", bromeó. "Ya puedes comprender que eres de los que tengo más ganas de que gane", apostilló.

En clave electoral, alertó contra la desmotivación que quieren fomentar los que "están todo el día con las encuestas" y pidió "calma y paciencia; y talante".

También se refirió a la crisis y descartó que España tenga que pedir ayuda exterior para financiarse contagiada por Portugal, pese a que hace unos meses había muchos agoreros que "aspiraban a eso". "Se equivocaron", zanjó Zapatero, en cuya opinión España está caminando hacia la recuperación gracias al esfuerzo de la sociedad española, al acuerdo con empresarios y sindicatos y a "las reformas y la determinación" del Gobierno "en todo lo que ha podido" y "costara lo que costara". Y en esa tarea ha echado de menos al PP, que "no ha estado a la altura de las circunstancias" y prefirió que "el Gobierno cayera a echar una mano para que España fuera fuerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios