Las primarias vuelven al PSOE

  • Jiménez desvelará hoy si va a competir con Gómez para liderar la lista autonómica · Pajín asegura que el partido siempre salió reforzado de este tipo de procesos y el PP le acusa de hacer de la necesidad virtud

La noticia en sí no se sabe su es buena o mala, pero el caso es que de nuevo hay elecciones primarias de calado a la vista en el PSOE. La convocatoria será hoy un hecho, si la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, confirma que competirá con el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, para liderar la candidatura autonómica.

Fuentes del ministerio explicaron ayer a Efe que Jiménez hará un paréntesis en su descanso estival y se reincorporará a su despacho en torno a las 09.30, atenderá a los periodistas y despejará la incógnita.

Todo ello después de que el presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se reuniera el sábado en secreto con Gómez para persuadirle, sin éxito, de que desistiera de presentar su candidatura a la Comunidad de Madrid al considerar que tiene menos gancho entre el electorado.

Zapatero ya se decantó hace unos días por Trinidad Jiménez al señalar que tenía una "buena" opinión de Tomas Gómez y una "buena, buenísima" de la ministra de Sanidad.

A la vista del panorama, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, afirmó ayer que los socialistas siempre han salido reforzados como partido cuando han celebrado primarias, por lo que mostró su confianza en que, de haber elecciones internas en Madrid -serían el 3 de octubre-, los militantes elegirán al mejor candidato.

Pajín valoró, en declaraciones a Efe, la "reflexión conjunta" que realizaron Zapatero y Gómez y la voluntad de ambos de que sean los militantes de Madrid los que elijan a sus cabezas de lista para las autonómicas y municipales de mayo de 2001. No obstante, la número tres del PSOE no quiso entrar en "especulaciones" y declinó opinar sobre si la ministra de Sanidad formalizará oficialmente su candidatura o si habrá algún otro socialista interesado en medirse con Gómez en unas primarias. Lo que está claro, a su juicio, es que el PSOE es "un partido enormemente democrático", que "siempre ha salido reforzado" cuando se han celebrado elecciones primarias.

El propio Zapatero fue elegido secretario general del PSOE en unas primarias en julio de 2000 tras superar por cinco votos a José Bono.

Otro gran antecedente de las primarias se remonta al año 1998, cuando el entonces recién elegido secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, se enfrenta al ex ministro Josep Borrell para liderar la candidatura a la Presidencia del Gobierno en las generales de 2000. La sorpresa fue mayúscula: ganó Borrell, con un 55% de votos, pese al apoyo del aparato a Almunia. Pero un año más tarde las primarias se convirtieron en papel mojado, cuando Borrell tuvo que renunciar a la luz de a las irregularidades de dos de sus colaboradores en la Secretaría de Hacienda.

El histórico dirigente del PSOE y padre de la Constitución Española, Gregorio Peces-Barba, advirtió ayer, en declaraciones a Europa Press, que "los aterrizajes" en política "no son buenos", como lo han demostrado diversas experiencias en la historia, y dijo no entender por qué "se está forzando la máquina". "Yo creo que el PSM es suficientemente adulto y autónomo para que pueda decidir libremente", manifestó.

El portavoz Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, David Pérez, aseguró ayer que "el PSOE siempre ha tratado de evitar las primarias por todos los medios". En su opinión, Pajín "hace de la necesidad virtud" al decir que las primarias siempre han beneficiado al PSOE y "toma a los ciudadanos por tontos".

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, afirmó por su parte que Zapatero quiere colocar a sus "peones" en Madrid, al tiempo que señaló que el líder de los socialistas madrileños "ha usado esta polémica para salir del ostracismo, y darse a conocer no sólo en Madrid, sino en el resto de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios