El ex secretario de Nóos asesoró a Urdangarín para ahorrar impuestos

  • Tejeiro declaró al instructor del caso Palma Arena que recomendó al duque y a su socio que adquirieran viviendas nuevas para pagar menos impuesto de sociedades

El ex secretario del Instituto Nóos Miguel Tejeiro aconsejó a los propietarios de la entidad, Diego Torres e Iñaki Urdangarín, que compraran pisos nuevos para reducir lo que pagaban a Hacienda por el impuesto de sociedades, recomendación que se concretó en operaciones inmobiliarias que investiga la Justicia.

Así lo aseguró Tejeiro ante el juez y los fiscales Anticorrupción de Baleares que investigan el caso Palma Arena durante la declaración que realizó el pasado sábado, a cuya transcripción tuvo acceso Efe.

El imputado, que además de ser secretario de Nóos se encargaba de la gestión tributaria de todas las empresas de Urdangarín y Torres y de sus declaraciones de la renta, manifestó que los dos socios le pidieron asesoramiento sobre los beneficios fiscales de la adquisición de viviendas.

Precisó que no les asesoró sobre compras concretas y que de su consejo se derivó la adquisición de varias viviendas nuevas en Palma, aunque no detalló si solo fue por parte de Nóos Consultoría, propiedad de Urdangarín y Torres, o también de la sociedad Aizoon, de la que son titulares los duques de Palma.

Tejeiro, que declaró durante casi cinco horas en los juzgados de Palma, relató también que "por el año 2007 ó 2008", cuando los dos socios investigados por presunta corrupción "se separaron", Torres compró a Urdangarín su participación en Nóos Consultoría y, por tanto, su parte en tres pisos puestos a nombre de esta empresa.

Por otro lado, el administrador fiscal declaró que los propietarios de Nóos y del resto de sociedades del entramado empresarial investigado le solicitaron que buscara a una empresa experta en tributación internacional para crear una entidad "que facturase en el extranjero sobre temas de patrocinio y eventos deportivos".

Tejeiro les puso en contacto con el también imputado Salvador Trichet, que le ofreció a Torres la posibilidad de comprar sendas empresas domiciliadas en Londres y Belice, ante lo que el socio de Urdangarín, según el relato, le expresó "su sorpresa" por entender que el país caribeño "era un paraíso fiscal".

Trinxet aseguró por su parte ante el juez instructor del caso Palma Arena que desconocía entonces que Urdangarín y Torres fueran socios. "Nunca nadie me dijo que Urdangarín pudiera estar involucrado en esta operación. De haberlo sabido me hubiera planteado explotar comercialmente esta relación", admitió el abogado ante Castro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios