Una ex vicepresidenta balear echa más leña al fuego de Matas

  • Estarás cree que el entonces jefe del 'Govern' autorizó un concurso para encubrir pagos a Alemany

La eurodiputada del PP y ex vicepresidenta balear Rosa Estarás afirmó ayer que el ex mandatario autonómico Jaume Matas autorizó la celebración de un concurso público que supuestamente encubrió los pagos al periodista que le escribía los discursos, un contrato del que ella se desvinculó.

"La tónica normal es que la tramitación de este contrato tenga el consentimiento del presidente y todos pensábamos que tenía este consentimiento", dijo la que fuera mano derecha de Matas en su declaración como testigo en el juicio del caso Palma Arena por los pagos supuestamente fraudulentos al periodista Antonio Alemany.

Aunque ella firmó el concurso, que se adjudicó a la agencia Nimbus para una serie de trabajos que nunca se presentaron, ayer se desvinculó de él y atribuyó su impulso a la Presidencia y a la Dirección General de Comunicación. "Yo ni entro, ni salgo, ni participo, ni impulso, ni estoy, ni nada".

Preguntada acerca de si alguna vez se interesó por los resultados de este contrato, por el que Nimbus debía analizar la imagen pública del Govern, dijo: "¿Por qué le voy a pedir (a Matas) algo que había decidido él? Además, la comunicación era un tema muy directo del presidente".

En relación a si conocía a Alemany, Estarás explicó que en cuatro años nunca se reunió con él, sólo una vez cuando el presidente le dijo que Alemany le serviría de ayuda para preparar el discurso de investidura de Antich. Así, afirmó que eran ella o sus funcionarios los que escribían sus discursos.

La ex vicepresidenta reconoció que sabía que el periodista Antonio Alemany le hacía los discursos a Matas, algo que, en su opinión, sabía "gran parte de la sociedad".

También declararon ayer varios empleados de Nimbus y el que fuera su copropietario, Antonio Amat, así como dos policías de la Brigada de Delincuencia Económica. Amat y una empleada de la agencia testificaron que Alemany cobró comisiones de Nimbus por conseguirle contratos del Govern balear.

El juicio continuará con la declaración de siete testigos, entre ellos la que fue directora general de Comunicación durante el pasado mandato socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios