Las víctimas rechazan el traslado del asesino de Lluch con su novia

  • El etarra que mató al que fuera ministro solicita volver a la cárcel de Córdoba para proseguir el tratamiento de fertilidad que inició antes de ser enviado a la de Huelva

Comentarios 18

Asociaciones de víctimas del terrorismo mostraron ayer su rechazo a la petición de traslado de la prisión de Huelva a la de Córdoba por reagrupamiento familiar del etarra Fernando García Jodrá, Txomin, condenado por el asesinato del ex ministro Ernest Lluch cuando el terrorista formaba parte del comando Barcelona.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia consideran "inadmisible" el traslado de un "terrorista sanguinario" que ha causado "tanto daño y dolor", y piden mayor "firmeza" y "participación de las víctimas". "¿Cuántas familias han sido destrozadas por la barbarie etarra y el único reagrupamiento familiar que pueden obtener es acudir al cementerio a recordar a sus muertos?", se pregunta la AVT en su comunicado de rechazo a la petición de Txomin.

La asociación de víctimas lamenta que el terrorista "tenga la indecencia de solicitar el reagrupamiento familiar para poder seguir con un tratamiento de fecundidad", lo que, a su juicio, "supone una humillación y un desprecio hacia las víctimas".

Jodrá, que cumple una condena de 70 años, se estaba sometiendo a un tratamiento de fertilidad con su pareja, la también etarra Nerea Bengoa, en un hospital de Córdoba hasta que fue trasladado a la cárcel de Huelva por su conflictividad hace unos meses, según informó ayer el diario El Mundo. El rotativo madrileño asegura que el etarra ha presentado en el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Huelva un escrito en el que reclama su regreso a la prisión cordobesa para continuar el tratamiento de fertilidad que inició con su novia en el hospital Reina Sofía de la capital cordobesa.

Las víctimas también indican que Txomin tiene un peso "muy importante" dentro del colectivo de presos etarras y de hecho, la AVT recuerda el anterior trasladado del terrorista desde Córdoba a Huelva por su "lamentable comportamiento" en prisión. Concluyen pidiendo "firmeza", ya que, en su opinión, "este tipo de concesiones a sanguinarios asesinos, que no han mostrado ni un mínimo síntoma de arrepentimiento, debilitaría la firmeza y la contundencia del Estado derecho ante los terroristas".

También recuerdan otros precedentes de reagrupamiento como el de Javier García Gaztelu, Txapote, con su compañera sentimental Amaia en el penal Teixeiro o el de Igor Solana y Eider Pérez en el de Picassent.

El portavoz de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, pidió por su parte a Interior una "mayor delicadeza con las víctimas" y "como mínimo" información sobre los movimientos de presos que "nos afectan directamente". "No voy a perdonar y no voy a olvidar", apuntó.

El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, José Vargas, subrayó por su parte que las autoridades penitenciarias no deben acceder a este "chantaje".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios