A vueltas con la prisión permanente revisable

  • Los socialistas remarcan su "firme" discrepancia y Sánchez anuncia un recurso al TC

Pese al acuerdo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, subrayó que el texto pactado "recoge una discrepancia que se mantiene y no es menor para el PSOE": "Nos oponemos firmemente a la prisión permanente revisable y nos comprometemos a eliminarla cuando tengamos mayoría esta discrepancia no afecta a lo que es fundamental y es la imprescindible unidad en la lucha contra el terrorismo".

Es más, tras su comparecencia en La Moncloa anunció en un mensaje en la red Twitter que su partido recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) la prisión permanente revisable introducida por el PP en el nuevo Código Penal.

En el acuerdo, no se menciona la prisión permanente revisable y se limita a señalar que la condena al terrorista por asesinato será la mayor de las penas contempladas, como había exigido el PSOE para que este asunto no fuera un obstáculo.

También se estipula que en caso de que los socialistas lleguen al Gobierno y revoquen la prisión permanente revisable, el pacto antiterrorista se mantendrá vigente.

El nuevo Código Penal está aún pendiente de que se apruebe en el Senado, pero una vez que tenga el visto bueno de las Cortes Generales, el PSOE recurrirá ante el TC lo referido a la prisión permanente revisable al entender que puede suponer en la práctica una cadena perpetua.

En otro tuit, Sánchez aseguró que el PSOE, "ni apoya, ni avala, ni asume la prisión permanente revisable y mucho menos la cadena perpetua".

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, afirmó ayer que el PSOE considera una "prioridad" preservar la unidad de los demócratas frente al terrorismo, pero también subrayó que su rechazo a la prisión permanente revisable es una "línea roja" en las conversaciones con el Gobierno para alcanzar un pacto contra el yihadismo.

El portavoz de Justicia de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Gaspar Llamazares, considera que el pacto plantea dudas de constitucionalidad, por lo que adelantó que su grupo parlamentario tratará de obstaculizar su tramitación parlamentaria. En declaraciones en el Congreso, Llamazares dijo que se trata, de un "blindaje bipartidista" entre los dos grandes partidos, lo que da imagen de "un abrazo entre dos boxeadores sonados" o incluso de "un abrazo del oso" del PP al PSOE.

Pero también considera "muy grave" el contenido de lo pactado y el aval que supone para la prisión permanente revisable que el PP impuso en el Código Penal, lo que en su opinión presenta dudas de constitucionalidad y que, al registrarse como proposición de ley en lugar de proyecto de ley del Gobierno, no va ser examinado por los órganos consultivos (CGPJ y Consejo de Estado).

Covite, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco, informó ayer en un comunicado que sus servicios jurídicos han elaborado un estudio en el que se constata que este pacto "burla los compromisos internacionales firmados por España y supone una merma en la prevención de las formas más graves de terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios