Cesc: "Hemos venido a ser campeones, a entrar en la Historia"

  • "Es el primer penalti que tiro desde los 15 años", confiesa el jugador español, que advierte a los que piensan que Rusia "será el mismo rival del primer partido" que "no hay nada hecho".

Comentarios 1

El internacional español Cesc Fábregas, autor del penalti que dio anoche a España el definitivo pase a las semifinales de la Eurocopa ante Italia (4-2), aseguró que el objetivo es “hacer historia”, pero consiguiendo el título.

Así, pese a la gran alegría que se vivió en el vestuario y entre la afición, no cree que haya que celebrar sólo el pase a semifinales, sino seguir luchando hasta el domingo. “Nosotros no pensamos mucho en eso (superar la maldición de cuartos). Si la gente se alegra tanto de la victoria de ayer es por lo que que se dice alrededor, pero nosotros hemos venido a ser campeones, no a pasar de cuartos. Hemos venido a entrar en la historia de los más grandes, que es ganar la Eurocopa”, sentenció.

Cesc agradece todo el apoyo recibido, pero espera que lo mejor esté por venir. “La gente ayer estaba eufórica, se agradece que toda España esté a nuestro lado y que personas tan importantes como el Rey puedan venir a celebrarlo, pero esperemos que no sea el único y que el domingo podamos celebrarlo igual o mejor”, deseó.

De todos formas, avisa que no hay que confiarse de cara a semifinales. “Hay que estar con los pies en el suelo, por mucho que se hable de Historia, nosotros lo que queremos es entrar en la Historia con los equipos que han ganado la Eurocopa”, reiteró.

Por eso, no cree que el duelo del jueves tenga nada que ver con el del estreno en la Eurocopa (4-1) ante Rusia. “No hay nada hecho y si la gente piensa que Rusia será el mismo rival del primer partido estaremos equivocados y sólo por eso iríamos perdiendo 1-0”, avisó.

“Rusia es una selección muy completa, juegan al ataque, son jóvenes, con ganas de ganar. Me recuerda a nuestro equipo, con esa ambición de querer ser mejores cada día y ganar. Será un partido bonito y espero que ganemos”, deseó.

Sobre el encuentro de ayer, cree que España jugó “bien, siendo peligrosos a la contra...”. “Ellos sólo buscaban balones largos a Toni y nosotros siempre pusimos el balón abajo, apoyándonos, entrando por bandas. Los penaltis son una lotería, creíamos en poder hacerlo y lo conseguimos. Se fue a los penaltis, pero creo que teníamos que haber ganado antes”, consideró, negando que España hubiera jugado feo ayer.

Respecto al último penalti, desveló que era el primero que lanzaba en partido oficial desde hacía tiempo y que en los entrenamientos suele tirarlos al lado hacia el que se lanzó Buffon, pero que le dio tiempo a cambiar al ver hacia dónde se tiraba el meta italiano. “Sólo quería chutar para marcar y que se acabara todo, poder celebrarlo. Piensas en engañar al portero, vi que se iba para la izquierda y lo intenté tirar a la derecha. En los entrenamientos lo tiro por donde él se tiró, pero se tiró antes y pude cambiar el lado... es el primero que tiro desde los 15 años”, explicó.

Cesc cree que “todos estuvieron bien tirados, incluso el de Güiza”, y antes y después de lanzarlo sólo pensaba en marcar para demostrar que merece la confianza que recibe, ya que Aragonés fue el que decidió que él lanzaría el quinto: “Para mucha gente ha sido difícil poder confiar en mí y sabía que era un momento de los que la vida te da una oportunidad y quería demostrar que en los momentos importantes podía ser capaz de sacar al equipo, a pesar de que se ha hablado de mi suplencia y rendimiento”.

“A lo mejor un gol no significa mucho, pero para mí ese penalti significó muchísimo”, añadió, sin querer reivindicar su titularidad, y satisfecho por poder ayudar al equipo juegue los minutos que sean. “Me sentí bastante cómodo y con estos jugadores todo es más fácil. Siempre me he sentido respaldado y el míster me puso en el cinco, que suelen ser los definitivos, y por eso me siento confiado”, dijo.

“Sólo quiero aportar lo mejor, sea media hora, cinco minutos o si no juego, si es lo mejor para el equipo. Quiero ser importante, pero no quiero la gloria para mí solo, sino para todo el equipo, que nos lo merecemos. Me tiene a su disposición para cuando él quiera”, añadió el jugador del Arsenal, que podría haberse ganado la titularidad para el duelo ante Rusia.

Además de Cesc, el otro protagonista de la tanda de penaltis fue Casillas, que paró dos, y sobre el que Cesc sólo tuvo palabras de elogio. “No le hacía falta (demostrar que es el mejor del mundo), pero si había dudas... Es un porterazo, un personaje del fútbol mundial, va a batir récords y es una gozada poder tenerle porque aunque los rivales no tengan oportunidades las que tienen son peligrosas e Iker siempre está. Se dice que tiene suerte, pero tantas veces no creo que sea posible”, sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios