Italia y su franja central, esa es la cuestión ante España

  • Ambrosini y Aquilani podrían entrar en lugar de los sancionados Pirlo y Gattuso.

La posesión frente a la contención. Italia sabe que el duelo de cuartos de final de la Eurocopa ante España es un choque de estilos y que la clave de la victoria estará en el mediocampo.

"España buscará la posesión del balón, y nosotros no dar espacios", resumió el ítalo-argentino Mauro Camoranesi, que el domingo no podrá contar con la colaboración en la línea media de dos piezas fundamentales en el esquema del técnico Roberto Donadoni.

Fuera del partido de Viena por doble amonestación, las bajas de Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso obligan al allenatore a introducir variantes. Donadoni ya probó el martes ante Francia a los probables reemplazantes: Massimo Ambrosini entró por Pirlo y Alberto Aquilani lo hizo por Gattuso.

Camoranesi podría ser otra variante, reemplazando a Simone Perrotta o como alternativa al ingreso de Aquilani, pero el propio jugador de la Juventus respondió hoy con cara de poco amigo a un periodista que dio por hecho su titularidad: "El técnico todavía no dio el equipo".

Así, la alineación más probable para el domingo parece ser la siguiente: Buffon; Zambrotta, Panucci, Chiellini y Grosso; Ambrosini, De Rossi, Aquilani y Perrotta, y Cassano y Toni.

Hoy la campeona del mundo volvió a entrenar en el centro deportivo y recreativo de Maria Enzersdorf, en las afueras de Viena. Y se notó que se mantienen aún los efectos benéficos de la victoria sobre Francia y el consiguiente boleto a cuartos tras haber tenido la soga al cuello: un buen ambiente, sonrisas y bromas pudieron percibirse bajo un sol finalmente estival en Austria.

Ante unos 400 espectadores -algunos italianos pero la mayoría lugareños "enamorados" de Italia- Donadoni decidió trabajar con su plantel dividido en dos: por un lado entrenaron aquellos que fueron titulares frente a Francia en el cierre del Grupo C -incluidos Gattuso y Pirlo- y por el otro los que fueron suplentes.

Hubo trabajos regenerativos para los primeros -unos pocos de ellos con el balón-, trabajo aparte con el actual capitán, el portero Gianluigi Buffon, y trabajos físicos un poco más intensos para los segundos.

Finalmente, los suplentes -con Aquilani y Ambrosini entre ellos- disputaron un partido de seis contra seis, en los que se lucieron principalmente Camoranesi y Alessandro del Piero. La dupla de ataque de la Juventus se llevó la mayor cantidad e intensidad de aplausos de los presentes.

Tras la práctica, Camoranesi se refirió a las "importantes ausencias" de Pirlo y Gattuso en el centro del campo. "Juegan juntos en el Milan, se conocen bien y trajeron todo ese ritmo a la selección. Vamos a tratar que sus reemplazantes puedan hacerlo de la mejor manera", afirmó antes de agregar que ante España se dará "un partido muy especulativo, difícilmente en cuartos de final se vean muchos goles, mas allá de las características de los equipos".

Camoranessi destacó como principal virtud de los españoles el hecho de que juegan "muy bien el balón a ras del piso", por lo que es clave que Italia no les dé espacio, sobre todo en la zona de gestación.

Su compañero Ambrosini también elogió a España: "Tiene jugadores habilidosísimos, que pueden ganar el partido en cualquier momento. Es un equipo que tiene mucho la pelota, eso es a su favor, pero también existe la otra cara: si no la tiene pierde un poco el orden", dijo el hombre del Milan. "Lo importante es no cederle la iniciativa", completó.

A tres días del gran choque de cuartos, ya se respira cierto aire de "clásico" del fútbol mundial, abrevado por historias del pasado que regresan al presente, como aquella victoria "azzurra" en cuartos del Mundial de Estados Unidos 94, recordado entre otras cosas por el codazo recibido por Luis Enrique, que quedó sin sanción.

"No me gusta que se hable de 'vendetta'", señaló hoy el capitán ausente por lesión Fabio Cannavaro, consultado sobre las ganas de España de cobrarse revancha por esa y algunas otras derrotas frente a Italia en partidos oficiales. Camoranesi, en cambio, hizo un regate elegante ante la pregunta y respondió: "En 1994 yo era muy chico, éste es otro partido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios