"El deber cumplido"

  • Luis templa el ánimo y hace un análisis frío pese a ser un triunfo histórico

En medio de la euforia general de todo un país, Luis Aragonés tiró de la templanza que da la edad y utilizó un discurso muy analítico, algo frío y contenido. El seleccionador nacional logró un hito con la tercera clasificación para las semifinales de la Eurocopa de España (tras las de 1964 y 1984), pero él aseguró que sólo hizo lo que estaba obligado a hacer por el cargo que desempeña: "Para mí es el deber cumplido de un entrenador que trabaja para ganar. Para España sí es importante y para la selección se hablaba de no pasar de cuartos, ya estamos en semifinales. Pero soy un hombre tranquilo, ni me vengo abajo cuando pierdo, ni arriba cuando gano".

Aun así, reconoció su alegría interna: "Estoy contento como todos los componentes del grupo, se ha pasado, pero sólo hemos ganado una pequeña batalla y desde el punto de penalti. Por poco, pero España era merecedora de ganar a los penaltis", aseguró.

El veterano entrenador de 69 años también avisó del peligro de Rusia en las semifinales: "Ellos tienen un día más de descanso y una condición física envidiable, va a ser un partido complicado. Están en un momento óptimo de fútbol por el tiempo de su temporada. La prórroga con Holanda fue un recital de velocidad. Tienen muy, muy buen equipo".

En lo que más se explayó Luis fue en el análisis puramente técnico del encuentro frente a Italia: "Lo he dicho siempre, que iba a ser un partido muy igualado y así ha sido. Los dos hemos querido jugar a la contra y así es complicado, quizás los mejores momentos han sido para nosotros. Por puntos somos merecedores de haber pasado, sí", reconoció.

Inmediatamente, puso el énfasis en los aspectos a mejorar, aun destacando la unión de los jugadores: "Tenemos que mejorar en algunas cosas, pero somos un grupo que va adelante, lo pelean todo, son una piña y eso es importante en el fútbol". Pero fue optimista con la fe de sus futbolistas: "El grupo está convencido de llegar a la final. Han venido a la Eurocopa a ganarla".

En lo que respecta a las dificultades que puso la escuadra azzurra, su opinión fue esta: "Italia es difícil, penetrar en su zona es muy difícil. Lo hemos intentado por las bandas, entre líneas... Y además tienen un peligro terrible. El partido ha estado muy igualado, en ocasiones mandamos nosotros y en otras, Italia". Y añadió: "No hemos hecho un gran gútbol, Italia tampoco. Teníamos que haber puesto más ritmo de balón. Italia sólo nos podía hacer gol por arriba y nosotros tuvimos dos o tres ocasiones claras. Dejar la portería a cero era importante y el ritmo ha sido lento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios