El Consejo Regulador de Vinos de Málaga prevé consumo de 150.000 litros en feria

  • El perfil de visitante es el de un turista que procede del extranjero y recorre la ciudad acompañado de algún residente en la provincia

Unos 150.000 litros de vino de Málaga se consumirán en la Feria de Agosto de la capital, "e incluso se espera un incremento respecto a la cantidad registrada en 2008", según las previsiones del Consejo Regulador de la Denominación de Origen y Sierras de Málaga.

Aunque "se han proporcionado los mismos medios", las cifras de consumo pueden variar "según las circunstancias del momento", pero se prevé "un balance más positivo que en años anteriores", ha dicho a Efe el secretario general del Consejo Regulador y director del Museo del Vino de la capital, José Manuel Moreno Ferreiro.

Ha recordado que el cuarenta por ciento de los 2,5 millones de litros producidos en 2008 se destinaron a la exportación, lo que supone unos ocho millones de kilos de uvas.

El secretario ha informado a Efe de que desde julio de 2008 a julio de 2009 se han contabilizado unas 6.000 visitas en el Museo del Vino, de las que el sesenta por ciento se han recibido este año y, el resto, en el período anterior.

El perfil de visitante es el de un turista que procede del extranjero y recorre la ciudad acompañado de algún residente en la provincia y, respecto a los actos celebrados en el museo, son los propios malagueños quienes más se interesan.

Con el fin de potenciar el consumo del vino en la provincia, el Consejo está trabajando actualmente con la Cámara de Comercio de Málaga en el diseño de acciones conjuntas de promoción, cuyos resultados pueden ser "muy importantes", según Moreno.

Respecto a la situación actual del sector, el secretario del Consejo ha destacado a Efe que se mantiene "estable", aunque es un ámbito "relativamente pequeño", por lo que las posibilidades económicas para emprender acciones legales son "limitadas".

Las preocupaciones más "acuciantes" son las derivadas de la situación económica en la que estamos sumidos, es decir, problemas de financiación, y, según ha aseverado Moreno, "no son más que contratiempos circunstanciales los que rigen actualmente".

Asimismo, ha destacado que, "aunque queda mucho por hacer", la asignatura pendiente es que "la gente conozca la calidad de los vinos de Málaga" y, por consiguiente, ésta se convierta en "la principal bandera de consumo del caldo".

"Tenemos establecida una estrategia muy clara para fortalecer el sector con las aportaciones de bodegueros", que a su juicio están haciendo un "esfuerzo importante" para llevar a cabo las exportaciones del ámbito exterior e interior.

Como reto de futuro inmediato, el Consejo aspira a convertirse en mayo de 2010 en un órgano de certificación validado por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, para lo que es necesario implantar la norma de calidad interna denominada 45.011, que establece mecanismos de control.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios