La Feria ya huele a final

  • La penúltima jornada de Feria estuvo marcada por el ambiente familiar y por el sonido de los diferentes grupos musicales

Pasear por las calles del centro, así como del Real, no resultaba tan complicado ayer como en días anteriores. Aquello de hasta que el cuerpo aguante parece haber pasado factura a los malagueños y visitantes que en el penúltimo día de Feria dejaron muchos huecos en la calle Larios y en la Plaza de la Constitución.

Sin una excesiva afluencia de público, el ambiente desde por la mañana era muy familiar y sonaba a pasodoble. Desde el mediodía no faltaron las bandas musicales que convirtieron cada rincón del centro en una improvisada pista de baile para muchas parejas que se animaban a marcarse unos pasos al oír los acordes de canciones como Francisco alegre o el mítico Paquito el chocolatero.

Los verdiales también tuvieron un papel protagonista de la mano de las pandas como Aires del Torcal, de estilo Almogía y Los Romanes, de estilo Comares, que recorrían las calles de centro consiguiendo atraer todas las miradas de los allí presentes y arrancando los aplausos de todo aquel que se para a escuchar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios