Manzanares bordó el toreo

  • El diestro alicantino firmó las mejores suertes en lo que va de Feria en una tarde que los toros, muy por debajo del nivel exigible en una plaza de primera, a punto estuvieron de convertir el festejo en un fiasco

En una Feria como la que estamos padeciendo será lógico comenzar con lo más importante y torero que ha tenido la tarde: la actuación de José María Manzanares y especialmente en su primer toro.

El parladé estaba justo de presencia y armamento, pero José María Manzanares fue ganando terreno toreando a la verónica con temple y hondura. Tal y como no se ha visto en las once funciones de a pie que llevamos de feria. Curro Javier fue muy aplaudido tras clavar un par en el que se metió por dentro para evitar que le dieran más capotazos al morito. Luego la faena de Manzanares sería un compendio de temple, de hondura, de buen gusto y de torería; bordando literalmente las suertes y administrando el medido caudal de fuerzas que tenía el parladé. Lo que Manzanares firmó, respetados lectores, no tiene nada que ver con lo que ha ocurrido hasta el momento en La Malagueta. Se rajó el toro, pese a lo cual, el joven maestro alicantino, apuró la embestida y aun tuvimos ocasión de asistir a la ejecución de un gran pase de pecho a cámara lenta. El sexto, muy blando, fue devuelto a los corrales de los que salió un sobrero de Julio de la Puerta que se tapaba con la cara y que demostró su deficiente condición echando las manos por delante, topando con la cara arriba y huyendo descastado de los capotes. Manzanares, pese a todo, se empeñó en meter la muleta al deslucido animal que además sacó peligro y verdad es, que lo logró a veces. José María a fuerza de insistir, se inventó al toro y cuajó muletazos correctos de trazo excelente, aunque el toro se defendía.

Abrió la terna Francisco Rivera Ordóñez, que banderilleó a primero de su lote haciendo la suerte con limpieza en tres entradas. A la muleta el toro, muy medido de fuerzas, llegó sin humillar lógicamente y cuando Rivera Ordóñez intentó bajarle la mano, el toro noblón y deslucido, dobló las suyas. Toro que se defendió y que hizo que la faena se quedara en proyecto. El cuarto de la tarde enseñó enseguida que la transmisión no era su principal virtud. En los muletazos de tanteo y al pasarlo sobre la derecha Rivera, perdió las manos y sonaron las protestas. El toro quería meter la cara, pero las fuerzas le fallaban y cabeceaba y en cuanto el diestro bajó los engaños, el morito claudicó. Torero con oficio y faena que no pasó de discreta en sus principios y que luego subió un poco de nivel porque el toro se aguantó más. Rivera Ordóñez se adornó por la cara con buen trazo, pero ya el toro sin raza y pasado de faena, buscaba las tablas.

El Fandi comenzó su actuación, como es habitual, con una larga de rodillas para, una vez de pie, lancear decidido. Cubrió el segundo tercio, como es tradicional en él, con espectacularidad, pero instalándose en la pala del pitón en las dos primeras entradas para luego meterse por dentro y con facultades, ganar la cara. El toro no metió mal la cara y El Fandi, de rodillas, lo pasó por alto con oficio. Se paró pronto el juanpedro y la faena sobre la derecha no fructificó. Sobre la izquierda el animal se quedó muy corto y se defendía y aunque el torero recurrió al arrimón, no logró levantar su labor. El quinto, con el hierro sevillano de Yerbabuena, echó las manos por delante y la cara arriba y no se empleó. Volvió a banderillear El Fandi y volvió a obtener una favorable respuesta popular, pero lo cierto es que en sus dos toros no ha sido la tarde más afortunada del diestro granadino. El toro llegó a la muleta metiendo la cara sin clase, cabeceando y embistiendo a oleadas. Cuando el diestro cogió la muleta, su oponente no se empleó y probaba para terminar rajándose y buscar con claridad las tablas, dejando patente su mansedumbre.

Una tarde más, el juego de los toros se ha llevado por delante un festejo que si no terminó en fiasco total, se debe a un José María Manzanares pleno de recursos y torería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios