Recorrer la Feria con buen pie

  • La comodidad es el factor clave para elegir qué calzado llevar a la fiesta

La Feria no sería lo que es si no se pudiera pasear, ir de caseta en caseta y por supuesto bailar. Para poder disfrutar de todo esto durante los nueve días de fiesta, es necesario un calzado que permita pensar solamente en pasarlo bien.

Los tacones de flamenca son por derecho el calzado habitual para los trajes de faralaes. Negros y blancos son los más habituales en las calles, aunque también los hay personalizados cuyo estampado coincide con el del vestido al que acompaña.

Su comodidad y ligereza han hecho que las suelas de esparto hayan ganado el terreno a las suelas más duras. Las plataformas de este material ya sean ajustadas al tobillo o amarradas a lo largo de la pierna son muy utilizadas como calzado para las batas rocieras.

El mayor grado de comodidad lo representan los zapatos planos de uso diario. También hay que destacar a aquellos que, rompiendo totalmente con la estética, usan calzado deportivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios