Un 'abanico' de muy buen gusto

  • El dulce inspirado en la Feria, que ya causó sensación el año pasado, vuelve a ser protagonista con más de 10.000 unidades vendidas en sólo dos días

Tras el éxito del año pasado, el abanico, el dulce inspirado en la Feria de Málaga, vuelve este año por segunda vez con el objetivo de convertirse en un producto típico de esta fecha. Por el momento, ya se han vendido más de 10.000 unidades, una cifra significativa teniendo en cuenta que las fiestas comenzaron el pasado sábado. El objetivo: alcanzar las 20.000.

Este dulce con forma de abanico, elaborado con masa de sabor a limón y naranja, relleno de nata en algunos casos y fruta escarchada, es el resultado de la investigación durante un año de tres pasteleros, que dieron con un pastel con sabor similar al tradicional Roscón de Reyes, pero con la peculiaridad de que puede conservarse hasta cinco días fuera del frigorífico, según indicó el director del Centro de I+D de la Pastelería Andaluza, Francisco Sánchez. El objetivo es que el abanico, distribuido en dos tamaños por una quincena de empresas de pastelería, encontrándose en el triple de puntos de venta, consiga hacerse un hueco en la Feria de Málaga, de manera que ésta cuente con un producto típico como ocurre en otras épocas del año. Por el momento, se sienten "satisfechos" del resultado obtenido, en el que desempeña un importante papel "la coordinación existente a la hora de hacer la promoción". "Ahora se cuenta con medios de publicidad de los que se carecía antes y resulta algo más fácil dar a conocer un producto", afirmó.

El abanico puede encontrarse desde principios de agosto en las pastelerías de Málaga, especialmente del centro de la ciudad, aunque también en municipios del área metropolitana. La venta "fuerte", no obstante, se dio en la semana de inicio de la Feria, según el director del Centro de I+D de la Pastelería Andaluza, quien añadió que "se nota que es un producto que ha gustado", como lo demuestra que ya casi se hayan superado las cerca de 13.000 unidades vendidas en 2009.

El precio recomendado oscila entre los 6'90 euros de la pieza grande y los 1'95 euros de la individual. Como novedad de este año, se han puesto a la venta unos estuches con dos 'abanicos' pequeños y una botella de 37'5 centilitros de Cartojal, "dos productos que combinan muy bien". Además, "así el visitante puede llevarse un recuerdo dulce de la Feria", expuso Sánchez.

El año pasado comenzó a comercializarse también en las ferias de Sevilla, Córdoba y Granada, aunque en 2010 sólo ha repetido en las dos primeras. "El objetivo es darlo a conocer más y lograr que se afiance en el menor tiempo posible, de manera que se consiga rentabilidad", manifestó Sánchez, quien apuntó que "en 2009 Málaga fue donde más se vendió el abanico y en esta ocasión va por el mismo camino". Precisamente, el responsable del Centro de I+D de la Pastelería Andaluza señaló que, una vez afianzado entre el público malagueño, se puede plantear la posibilidad de que se extienda algo más durante el verano, vendiéndolo desde mediados de julio hasta finales de agosto, sobre todo de cara al visitante. También, incluso, podrían aparecer otras variedades, con nuevos sabores refrescantes en el relleno, algo que dependerá de "la imaginación del pastelero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios