Un concierto con muchas sorpresas

  • La malagueña Diana Navarro abandonó el escenario del Auditorio hasta en dos ocasiones en la noche del domingo

Comentarios 1

El segundo concierto que acogió el Auditorio Municipal de Málaga resultó un poco accidentado. La malagueña Diana Navarro, que llenó el recinto la noche del domingo, no se esperaba lo que le iba a acontecer durante su espectáculo. Antes de salir a escena, el humorista Pepito El Caja fue animando al público allí presente y haciendo tiempo para que las gradas terminasen de llenarse. Todo indicaba que iba a ser un concierto tranquilo. Delante del escenario esperaban cientos de sillas colocadas para poder disfrutar del espectáculo. La entrada al recinto era paulatina pero constante.

Tras la primera hora de risas de la mano de El Caja, a las 00:00, Diana Navarro se presentó sobre el escenario. Con un vestido que dejaba ver las piernas de la cantante, un fondo negro imitando al cielo y un reflejo azul mar iluminándolo, la malagueña abrió la noche con Mi niña Tadea.

No tardó en recibir la primera ovación de la noche. Tras un suave y dulce "gracias", la artista continuó con el espectáculo. En esta ocasión la canción elegida fue Caracoles. Tema tras tema, la malagueña fue desojando sus 24 Rosas. Tras pasar una escasa media hora desde el inicio de la actuación, llegó la primera sorpresa de la noche. Con una gran presentación, el joven cantante malagueño Pablo Moreno, amigo de la artista, cantó a dúo Deja de volverme loca. Durante tres minutos, el público quedó anonadado ante tan brillante interpretación. Con gestos de cariño y miradas profundas, los dos artistas pusieron la nota romántica de la actuación, que finalizó con una abrazo sobre el escenario.

Junto a la retirada de Pablo Moreno, Diana Navarro también abandonó el escenario. "He tenido que retirarme un momento porque peligraba mi vestido", se disculpó Navarro. La artista retomó la actuación con una canción de copla que emocionó al público. Pero esa emoción duró poco.

Cuando iba a comenzar la novena canción del concierto, Navarro abandonó el escenario por segunda vez: "Hay un gran problema ajeno a nosotros. Es la primera vez que me pasa algo así, estoy avergonzada", dijo la cantante antes de marcharse del escenario. En ese mismo momento, muchos de los espectadores decidieron abandonar el Auditorio Municipal. Otros se acercaron al escenario para apoyar a la cantante.

Tras unos minutos de espera, Navarro regresó al escenario y continuó con su concierto. El motivo por el que la cantante se ausentó del escenario fue porque se quemó "una de las cajas de sonido y la cantante se ha cabreado", afirmó uno de los organizadores.

Diana Navarro continuó deshojando sus 24 Rosas canción tras canción. La malagueña terminó su concierto entre halagos a su Málaga. "Deseaba reencontrarme con mi Málaga", y clausuró su actuación con el Mare Mía que cierra su último álbum y con mucho menos público del que se acercó a primera hora de la actuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios