Entre guapos está la cuestión

La Feria de Málaga ofrece de todo un poco. Tanto es así que todos los años se celebra en el Auditorio Municipal la elección de la reina y el míster de la Feria 2008. Aunque este año todo auguraba una buena gala, la cosa se torció desde el principio de la noche. La programación que citaba a la gente a las 23:00 era equívoca, puesto que la gala empezaba a las 22:00, lo que supuso que el Auditorio no se llenase hasta bien pasada una hora.

Pero no todo tenía por qué salir mal. Las chicas y los chicos comenzaban el desfile. El primero de la noche. Ambos con ropa de sport y una maleta en la mano desfilaban como si de un aeropuerto se tratase, aunque, como era de espera, ninguno pasaba desapercibido: en la pasarela primaban las poses y las caras de seducción. Toda una paradoja. En total participaron 31 parejas y un ramillete deseis mujeres, que desfilaron sin compañía masculina. Algo peculiar, ya que ellas se enfrentaban a una competencia mayor y voraz. Asimismo, las chicas se distribuyeron durante toda la gala con más protagonismo que los chicos, algo que no sentó muy bien a los familiares de éstos.

Pero la belleza no sólo se mostró en su faceta de calle. Como era de esperar, el flamenco tenía también que desfilar por la pasarela. Así que las chicas con sus flores en la cabeza, sus vestidos de cola y pasando mucha calor, se disponían a dejar boquiabiertos, además de ligeramente somnolientos, a los miembros del jurado. Los chicos, ataviados con camisa blanca, fajín rojo y pantalones grises dejaban ver su lado más cañí. Además, entre desfile y desfile un falso Pablo Picasso, representado en el centro del escenario, hizo las delicias de los concursantes retratando a los más bellos del evento.

La cosa estaba muy difícil, así que antes de la decisión final la malagueña Elsa Ríos ofreció una actuación, donde cantó en cuerpo y alma coplas como el Romance de Zamarrilla. Fue al terminar cuando el Auditorio se vació, quizás porque ya había concluido la actuación musical.

Definitivamente, la belleza malagueña está representada en Mélani Santiago y Víctor Illescas, que fueron proclamados Reina y Míster de la Feria en compañía de personalidades como el delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios