"Me gustan todos los rincones del Real, no puedo hacer distinciones"

Cortijo de Torres

Con más de 12 años de vinculación a la Federación de Peñas de Málaga, seis de ellos como presidente de ésta, ha desempeñado distintos papeles y se ha encargado de todo aquello que se le ha encomendado. Jesús González trabaja para coordinar las peñas federadas y ayudar en la gestión y promoción de las distintas actividades y presentaciones programadas durante las nueve jornadas que dura este año la Feria de Málaga. Son sólo unos días los que disfruta de la fiesta propiamente dicha, pero detrás de eso hay todo un año de trabajo, que comienza justo cuando acaba la anterior edición. En definitiva, su cometido es tratar de ayudar a los peñistas en el montaje de su caseta y en el asesoramiento burocrático. "No concibo una feria sin las peñas, esta Feria de Málaga sería totalmente distinta y no tendría ningún atractivo", asegura.

Amante de la fiesta malagueña y la tradición andaluza, se siente orgulloso de haber asistido cada año, desde hace doce, al Real del Cortijo de Torres. "Es un recinto muy importante, de los mejores recintos familiares que he tenido la oportunidad de conocer", dice convencido.

Dependiendo de la hora del día que sea, le gusta asistir a los distintos espacios que se reparten en el Real, "me gusta cualquier rincón, me siento partícipe de todo lo que aquí sucede y desde por la mañana disfruto de los caballistas, los bailes regionales o las degustaciones. No puedo hacer diferencias", afirma.

La Feria de Málaga es una ocasión para estar con la familia, para estar acompañado. Por eso a Jesús le gusta rodearse en estos días de los suyos, "normalmente lo vivimos en familia, sobre todo al mediodía, que van apareciendo por aquí y lo pasamos muy bien. Disfrutamos de las actuaciones que hay durante el día y de la gastronomía", dice.

Con tantas horas como ha pasado en las inmediaciones del reciento ferial, asegura tener cientos de anécdotas ocurridas en este espacio. Algunas muy alegres, pero otras que no quisiera haber vidido, como en 2005, el año en que falleció el emblemático peñista Rafael Fuentes Aragón, El Primo. "Era una institución dentro de nuestro colectivo, muy especialmente en la Feria, y esa edición hubo una tristeza muy grande, compartida por todos", recuerda. A pesar de esto, se considera una persona muy optimista, "siempre nos quedamos con lo positivo, siempre que se presenta un problema todos acudimos a ayudarnos y rápidamente nos ponemos a buscar soluciones", explica.

Jesús está convencido de la importancia que tienen todas las actividades que se realizan dentro del marco de la Feria. Se siente especialmente orgulloso de la elección de la reina y el mister, certamen que da acceso a la elección de Miss y Mister Málaga, "nuestro certamen de la reina y el mister cuenta con un curriculum muy importante, porque de aquí han salido profesionales de renombre, como el Mister Mundo, Juan García Postigo y la Miss España Elisabeth Reyes", asevera.

Cuando echa la vista atrás percibe cambios en la celebración de la fiesta grande, sobre todo ante las dificultades económicas por las que se atravesiesa en los últimos años, "Estos tiempos están siendo bastante duros, aunque tratamos de ser optimistas y lo que intentamos es salvar los muebles, es decir, con cubrir los gastos nos damos por satisfechos".

Pero lo que realmente le preocupa es el fenómeno del botellón,"la lamentable imagen que se dio el año pasado cuando los jóvenes tomaron la entrada principal es inadmisible. Espero que este año las medidas que se han tomado permitan que no interfiera en el ambiente familiar", reinvindica.

Aunque sus numerosos compromisos lo llevan a visitar, en muchas ocasiones, la Feria de Día, no comulga del todo con este tipo de celebración. "Yo prefiero el ambiente familiar , aunque tampoco tengo elementos suficientes para hacer una valoración", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios