Los dos lados de la ventanilla

Hay comercios en los que cliente y empresario entablan una relación que trasciende las barreras de un mostrador. Los kioscos son uno de ellos. La jornada de muchas personas empieza con la compra de la prensa e incluso la mera exposición de los periódicos hace que se ilustren las calles con la actualidad del día.

En el día de ayer, la Asociación de kiosqueros de Málaga (AKIMA) celebró su tradicional comida con los políticos y con distintas personalidades de la prensa, así como también con empresarios constructores de kioscos y responsables de publicidad. La caseta El Kiosco del Cortijo del real se vistió ayer de largo para celebrar este encuentro que contó con representantes de todos los partidos políticos del ayuntamiento y con la presencia del consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso.

Este último confesaba que durante toda su vida "se ha levantado buscando un kiosco para encontrar la primera noticia de la mañana aunque a veces no sean tan buenas como a todos nos gustaría". Alonso añadió que se siente "muy orgulloso" del trabajo que realizan los kiosqueros porque son profesionales que se "comprometen mucho con lo que hacen".

El acto también contó con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que llegó acompañado de la concejala de Comercio, Purificación Pineda. El regidor de la ciudad destacó que "la caseta, que ha ido creciendo con los años cuenta con todo el apoyo y la simpatía por parte del Ayuntamiento porque este acto forma parte de la tradición y la agenda de la Feria de todos los años". "La relación entre los kiosqueros y el Ayuntamiento está normalizada. Ahora mismo, en estos momentos no existe ningún problema ni por su parte ni por la nuestra que haya creado tensiones, al menos que yo conozca", apuntó el primer edil.

Hasta la caseta también se desplazaron miembros de los partidos políticos de la oposición. Por parte de Izquierda Unida se personó el portavoz municipal, Pedro Moreno Brenes. El grupo municipal socialista estuvo representado por su portavoz Rafael Fuentes, que llegó acompañado de varios concejales del grupo como Francisco Paniagua o Sergio Brenes.

Jerónimo Núñez es el presidente de la asociación AKIMA. Para Núñez, esta asociación nació hace doce años con el fin de que "todos los kiosqueros estuvieran unidos". Desde que esta asociación nació, Nuñez explica que ha conseguido que "se cambien 350 quioscos sin coste alguno para sus dueños. Ahora mismo nuestro principal problema es la crisis económica del momento, que no sabemos cómo nos va a afectar al sector", lamenta Nuñez.

La caseta El Kiosco también se ha ido consolidando como una de las casetas constantes en el Cortijo de Torres ya que llevan nueve años presentes en el recinto ferial del real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios