La opción del centro para la tarde

  • A partir de las 18:00 la zona del centro histórico continúa siendo la elección para la mayoría de las personas que disfrutan la Feria durante el día, aunque el consumo ha disminuido

Durante los nueve días de Feria de Málaga existen muchas opciones para poder disfrutar a cualquier hora, y diferentes lugares para divertirse con los amigos, compañeros o famlia. Con tan diversas opciones llega el conflicto, tanto a la hora de decidir qué hacer y a qué lugar acudir por parte de los usuarios de la Feria, como por los hosteleros de los bares del centro de todo tipo.

Aunque, sobre todo, los bares de copas están padeciendo la situación económica actual, y la libertad para beber en la calle y la cada vez más concurrida oferta del Real Cortijo de Torres, no ayuda mucho a este sector. Según los hosteleros la reubicación de las tradicionales casetas de copas en el Real a la Zona de la Juventud -más abarrotada aún si cabe- ha beneficiado la llegada de clientes al centro.

A pesar del intento de la administración por erradicar poco a poco la Feria del centro de Málaga, este fin no se está consiguiendo. Los bares de copas continúan con inmensas colas a partir de las 18:00, momento en que la música y las casetas de esta zona finalizan su actividad. Aunque las calles, a partir de esta hora, también están repletas de gente que termina los restos de bebida que les queda o decide dónde ir para continuar con la fiesta.

Dependiendo de los bares de copas a los que acudamos, la cola para esperar a entrar son más o menos largas. Además, desde la mayoría de estos bares se asegura que la gente se sigue quedando en el centro para alargar la Feria.

Según afirmó Juan Rambla, delegado de bares musicales y salas de fiesta en la Asociación de Empresarios de Hostelería (Aehma) "en los bares del centro hay más gente que otros años, y se queda hasta más tarde". Por contra "la gente está consumiendo menos, y cuando lo hace suele ser cerveza, que es más barata", añadió el hostelero. "A veces, incluso aguantan con una copa porque nos piden que les añadamos más hielo cuando este se les termina", señaló.

Rambla aseguró que el motivode esta afluencia de gente durante la Feria de este año es la citada reubicación de las casetas en el Real "ya que los jóvenes de entre 20 y 40 años prefieren un ambiente más tranquilo al de la zona de la Juventud, pero tampoco quieren estar sentados  en mesas". Por lo tanto, apuntó, "la gente se queda y prefiere  el centro". Además, Rambla comentó que el sábado fue uno de los días más fuertes de afluencia de gente con respecto a años anteriores.

Así, como aseguró Bernardo Castillo, portero de El Liceo (en calle Beatas) "sobre todo los días fuertes como los viernes, sábados y  ayer, día grande de la Feria, las colas son inmensas y hay mucho trabajo. En nuestro bar no hemos notado menos afluencia de gente, simplemente depende del día". Este bar cierra a medianoche, y como añadió Castillo, "la gente se quedaría toda la noche".

Por su parte, Emiliano Rodríguez, portero de Opium, en calle Santa Lucía, señaló que la preferencia por el centro prevalece, y que los bares están cerrando muy tarde por  las ganas de la gente de continar en la fiesta en esta zona. Además, porteros y camareros de diversos bares insistieron en que el consumo ha disminuido respecto a otros años.

Por otro lado, los trabajadores de las casetas de copas del Real de la Feriacomentaron que esta zona es más tranquila por las tardes, pero que si hay bastante tráfico de jóvenes que no le gusta la masificación del centro. Sobre todo, comentaron que las promociones de bebidas atraen a muchas personas, que prueban y repiten, porque  les gusta el ambiente. Así, opciones para todos los gustos: el Real ofrece más tranquilidad en la zona alta, y diversas promociones; y la zona centro ofrece marcha continuada y mucha gente con la que disfrutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios