La pasión y la energía en la imagen

La tradición de los carteles de feria en Málaga tiene más de un siglo de vida y, cada año, se espera impacientemente la imagen que va a representar la Feria de la ciudad. Para la fotógrafa Noelia García Bandera, el cartel que mejor simboliza las fiestas mayores de Málaga y, desde su punto de vista, el que es más fiel al estilo tradicional de la cartelería es el pintado en el año 2000, para el que se empleó nada menos que una obra de Picasso, realizada en una de las últimas visitas del genio a su ciudad natal. "Este cartel, realizado en grafito, representa la pureza y el movimiento que la tinta plana no me transmite. Es una mezcla de pasión y energía", afirmó García Bandera. "Me llama la atención que en el cartel del 2000 se optara por representar a la mujer sin el típico traje de gitana, como se refleja en la mayoría de los carteles. No sólo son las sevillanas lo que prima en la feria. Estamos perdiendo nuestras costumbres como el traje de verdiales, eso sí es algo típico de la ciudad", aseveró la fotógrafa.

Otro de los aspectos que destacó Noelia García Bandera es el uso de otro tipo de estilos a la hora de realizar un cartel. "Soy partidaria de que los carteles de feria deben ser eso, carteles y no pintura y hacer uso de la tipografía o la fotografía". Pese a su profesión como fotógrafa, García Bandera destacó como negativo el uso de la imagen fija en los carteles de los años 60. "Durante aquella época se abusó demasiado de la fotografía para realizar los carteles. Más que un cartel parecen postales", añadió la joven.

Además, resalta la gran presencia femenina a lo largo de los más de cien carteles que se han realizado de la Feria de Málaga. "El 90% de los carteles de la Feria, representan la figura femenina con vestido de gitana. Parece que sólo la mujer va a la feria".

Otro de los carteles que destaca García Bandera es el de 1999. "Me gusta porque rompe con la imagen tradicional de los carteles, dejando al margen la figura femenina y reflejando a un grupo de personas celebrando un festejo".

Respecto a la evolución de los carteles, la fotógrafa recalcó que pese a "la gran presencia de la figura femenina", también hay algunos que se decantan por la masculina. En los pocos carteles en el que el protagonista de la imagen es el hombre, se suelen representar con la figura del biznaguero y el cenachero, algo representativo de Málaga", a lo que añadió que la figura que casi siempre está presente es la de "los farolillos típicos de la fiesta malagueña".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios