El ritmo cardíaco se dispara en La Malagueta

  • Miguel Bosé interpretó durante más de dos horas de recital temas como 'Amante bandido' y 'Sevilla' a un público entregado

Después de que el cielo de Málaga se vistiera de colorido con los tradicionales fuegos artificiales, la realización audiovisual más espectacular invadía el escenario de la playa de La Malagueta. Unos labios rojos pasión que en segundos se transformaría en una puerta blanca, se abrió para recibir al culpable de hacer disfrutar durante más de dos horas del sonido de canciones de antes y ahora a un público que no entendía de edades. Miguel Bosé una vez más no defraudó, pisó con fuerza al escenario, como si fuera la primera vez que lo hiciera, envuelto en un auténtico espectáculo de colorido y rodeado de animaciones e imágenes grabadas especialmente para su gira Cardio.

Ayuverdico es el tema que Bosé eligió para hacer bailar a las miles de personas que se congregaron en la playa. Voces que decían "guapo, torero y te queremos" entre silbidos y gritos acompañaron a el cantante durante todo el concierto. Provocó y sugirió a Málaga a golpes de caderas como si se hubiera tomado el elixir de eterna juventud, pero eso sí "sin perder las formas porque es un auténtico señor", comentó una de las seguidoras del artista.

Fue al final de los acordes de Nena, uno de los temas más esperados, cuando Miguel Bosé gritó por primera vez "Arriba Málaga" y se dirigió a un público totalmente entregado bailando al son de su música. "Os voy a chupar la sangre, voy a conseguir dejaros con la boca abierta", esa fueron las palabras rotundas de un artista que cumplió con su promesa.

Una auténtico juego de palabras se adueñaron del escenario cuando el artista cantó uno de los temas de su último álbum, júrame. "Engaño, voluntad, paz" eran algunas palabras que se podían leer. Y después de ésta, llegó su conocida Morenamía en la que de nuevo Bosé se dirigió a los asistentes para explicar que su letra tenía mala reputación "pero que se olviden de eso aquí en Málaga, esta canción va dirigida a las castañas, a las rubias, a las pelirrojas, a las gorditas y a todas". Fue así como Bosé comenzó a bailar provocativamente, dejando paralizado al público.

El artista no fue el único que hizo vibrar a Málaga. Le acompañaron ocho músicos con los que compartió coreografías, y como no, sentimiento. Una de las coristas, era de Málaga, y Miguel Bosé no dudó en perder un poco su protagonismo para cedérselo a su compañera que "lleva conmigo toda la vida" gritó Bosé. En este momento, el artista no dudó en decir "viva la madre que nos parió".

Hubo tiempo para todo, sonaron canciones de su último trabajo como Cardio donde practicó auténtico ejercicios de cardio a ritmo de la música, y Estuvo a punto de. Pero no se olvidó de los temas que han marcado su trayectoria como si tú no vuelves, Te amaré, Bambú , Sevilla o Amante bandido. Sin olvidarse de su clásico, Como un lobo, donde dejó que la voz de Bimba Bosé sonara.Un concierto donde hubo tiempo para ponerse románticos y tiernos, y cómo no, para bailar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios