'In Bloom' se exhibe en Sevilla tras su triunfo en la Berlinale y Sarajevo

La directora Nana Ekvtimishvili, que representará a Georgia en los Oscar con su primera película, In Bloom, una historia protagonizada por dos chicas rodeadas de violencia, afirmó ayer que la adolescencia "también tiene su sabiduría". Concursante en la sección Las Nuevas Olas, la cinta, que recibió el máximo galardón en el Festival de Sarajevo y también fue premiada en la Berlinale, ha sido dirigida por la directora georgiana y por el alemán Simon Gross y cuenta la historia de dos chicas de 14 años en Tiblisi, tras la caída de la URSS y con la guerra en ciernes.

Ekvtimishvili expuso que el guión, de su autoría, parte de su propia memoria, ya que nunca pudo olvidar aquel periodo de su vida, pese a haberse marchado poco tiempo después a Alemania para estudiar, y de su idea de que "esa edad intermedia que es la adolescencia, posee una vida interior que se siente de modo muy fuerte".

"En mi cabeza siempre estuvo el recuerdo de lo ocurrido con mi familia, con mi país y con mi ciudad; no quería olvidarme de lo que había ocurrido y así llegué al guión", señaló la directora.

In Bloom cuenta cómo el despertar sexual y la amistad a ultranza son capaces de superar la realidad más hostil con la historia de Eka y Natia, la cual, pretendida por un matón local, recibe una pistola para defenderse de manos de otro admirador. Ekvtimishvili explicó que tener un arma en la Georgia de los 90 "significaba que se jugaba al mismo juego que los demás; todas las personas importantes la tenían; mi padre se trajo un Kalasnikov a casa cuando volvió de la guerra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios