A por el Colón de Oro

  • Doce títulos compiten por la preciada estatuilla del Iberoamericano

Comentarios 1

Comienza la carrera por el Colón de Oro. Hoy arranca la 39ª edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y, al mismo tiempo, la competición oficial a concurso. Doce largometrajes se proyectarán a lo largo de la semana con el objetivo de llevarse una estatuilla como premio que, más allá de su dotación económica, supone un importante espaldarazo para los directores que triunfan en Huelva. Este galardón es preciado entre la cinematografía en lengua hispana y portuguesa; por su valor histórico y, sobre todo, por el prestigio que proporciona a sus ganadores.

Este año, como en los últimos, el valor aumenta por la presencia de jóvenes realizadores que presentan sus primeros trabajos con los que proyectarse internacionalmente, abriendo una carrera que a muchos compatriotas les ha llevado a lo más alto. Más aún después de haber pasado por el Iberoamericano de Huelva.

El director de la muestra, Eduardo Trías, asegura que no es premeditado. Pero la realidad habla de una cita onubense convertida ya en la mejor forma de comprobar el camino que abren los nuevos talentos de un cine, más que emergente, consolidado y respetado ya internacionalmente en festivales de primera categoría.

Esta edición de 2013 no es una excepción. Nueve de los doce títulos seleccionados para la competición de largometrajes son consideradas óperas primas, entendiendo como tales las primeras y segundas películas de sus respectivos directores. Una cuota tan importante deja las casualidades para otros. Más cuando se vienen repitiendo los mismos parámetros en el último lustro. No es tanto que el festival de Huelva pretenda ceder este espacio a los nuevos creadores como que éstos acuden a la llamada onubense conscientes de que el Colón de Oro es mucho más que una versión del Óscar para el cine de todos estos países.

En el grupo de primeras obras entran Brazilian Western (Brasil, René Sampaio), Las analfabetas (Chile, Moisés Sepúlveda), Cazando luciérnagas (Roberto Flores Prieto, Colombia), Workers (México/Alemania, José Luis Valle), Pecado fatal (Portugal, Luis Diogo), Esclavo de Dios (Venezuela, Joel Novoa), La distancia más larga (Venezuela/España, Claudia Pinto). Como segundas obras, también consideradas óperas primas por el festival, Planta Madre (Argentina/Perú/Italia, Gianfranco Quattrini) y El mudo (Perú/Francia/México, Daniel y Diego Vega). Completan la selección Vino para robar (Argentina, Ariel Winograd), El futuro (Chile/España/Alemania/Italia, Alicia Scherson) y Cinco de mayo: la batalla (México, Rafa Lara).

De entrada, destacar el regreso de los hermanos Vega, después de que sorprendieran en Huelva con Octubre en 2010, de notable éxito internacional, ahora con un thriller que llega precedido de muy buenas críticas. Gianfranco Quattrini, por su parte, trajo al Iberoamericano Chicha tu madre en 2006. También repite un habitual de la cita onubense en los últimos años, el mexicano Rafa Lara, que presenta una producción histórica, la de mayor presupuesto de la historia en México.

Por otro lado, para los amantes de la literatura iberoamericana, la chilena El futuro es una de las primeras adaptaciones de la obra de Roberto Bolaño, en este caso Una novelita lumpen, con un reparto internacional en el que destaca el holandés Rutger Hauer.

El próximo sábado se conocerá el ganador, con el fallo de un jurado muy especializado con grandes profesionales de la industria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios