Contento pero sólo a medias

  • Fernando Alonso dice que "nos queda mucho trabajo por hacer" y destaca que el coche al fin "no sufrió problemas"

Fernando Alonso se fía a día de hoy "mucho más" del R29 que del coche que Renault le puso en sus manos para afrontar la pasada temporada. Así lo corroboró el doble campeón del Mundo en la comparecencia que ofreció en su 'motorhome' con la prensa tras acabar su primera sesión de trabajo en el Circuito de Jerez.

Alonso valoró positivamente su larga sesión de trabajo en la que el español completó 133 vueltas al trazado jerezano: "Siempre es bueno hacer muchas vueltas, sobre todo en pretemporada y en los primeros días del coche, y estamos contentos por haber acumulado un buen trabajo después de dos días en los que hemos tenido algún problema con el coche".

El primer piloto de Renault se dedicó durante la jornada a probar el sistema KERS y los neumáticos blandos y medios, algo que "nos ha llevado casi la mitad del trabajo". Alonso se congratuló de que el R29 no tuviese problemas tras dos días con pequeños incidentes: "Nelson sólo pudo hacer poquitas vueltas y hoy -por ayer- por lo menos hemos aprovechado todo el tiempo, más de 130 vueltas, buena información y vamos a ver si poco a poco vamos resolviendo los problemas del coche y que no sea una anécdota dar un día 130 vueltas sino que sea lo normal".

Fernando Alonso tuvo su primera toma de contacto en serio con el R29 y aseguró que el coche está más o menos como se esperaba". "Tiene problemillas y después de Portugal, donde no se pudo hacer nada, se puede decir que es el primer día que rodamos. Los dos días de Nelsinho eran para poner en marcha el sistema KERS, poner en marcha el coche después de perder en Portugal todos los días de entrenamientos, y hoy -por ayer- por fin hemos podido rodar bastante para empezar a probar cosas. Ha sido el primer día de verdad de hacer pruebas".

El KERS (sistema de recuperación de la energía cinética) no convence del todo al asturiano: "No hemos tenido problemas y toquemos madera, luego hay que ver cuando estemos rodando con más gente si de verdad es utilizable para conseguir adelantamientos". Y es que para Alonso "al final todos utilizaremos el botón en los mismos sitios y no servirá para nada porque iremos uno detrás del otro. Es un sistema que ha puesto la Federación y ellos sabrán por qué". Con el nuevo sistema "se nota un pequeño tirón. Tenemos en el volante cuánto nos queda y lo utilizamos dependiendo de la situación. Pero es un sistema tan nuevo que no sé cuándo lo vamos a utilizar en carrera. Los ingenieros te dan unos sitios determinados con las simulaciones que hacen ellos y saben donde es preferible utilizarlo pero es en una buena óptima, imaginaria. Luego, cuando estemos en acción va a depender un poco de cada uno".

El miércoles saltaron las alarmas por un nuevo problema del R29, el segundo en veinte días, aunque el asturiano no quiso alarmar más de la cuenta: "Nelsinho tuvo problemas con las pinzas de los frenos traseros. Se han resuelto y son problemas que son un 'handicap' a la hora de empezar a probar porque te resta bastante tiempo de poder recoger información. El objetivo de este test es rodar con el KERS, empezar a evaluar los problemas que puede tener y estamos contentos de estos tres días porque los problemas de Nelsinho fueron de frenos y yo no he tenido ninguno y el coche sigue igual que en la presentación. En cuanto a cambios y mejoras hay que esperar unos cuantos tests".

Durante la mañana, el piloto español probó dos tipos de compuestos. "Dimos una tanda larga con neumáticos blandos y empezamos bien pero al final acabamos muy mal, en 1:26. Luego con los medios, mucho más constante y mejor. Si se quiere hacer un buen tiempo supongo que se tendrán que utilizar los blandos pero no es nuestro problema hoy en día". En cuanto a los neumáticos lisos, novedad esta temporada, asegura que "tienen una conducción diferente. En las curvas lentas creo que ha bajado bastante la conducción porque tienes que mantener la velocidad del coche mucho más a mitad de curva y mantener la inercia del coche hasta mucho más tarde que el año pasado. Nos tenemos que ir habituando".

Así las cosas, Alonso está contento con su primer día porque el equilibrio del coche "ha sido bueno, en Portugal tuvimos más problemas. Intentamos algún reglaje del coche y estoy más cómodo con el coche que en Portimao pero hay mucho trabajo por hacer".

Los rivales, y cuando se habla de rivales el nombre de Hamilton es el primer que viene a la mente, están de momento muy por delante, algo que ahora no preocupa a Alonso, que puso un ejemplo muy gráfico: "En los tests es como si entrena el Betis, el Sevilla o el Xerez y los reservas ganan 4-0. Es imposible sacar una conclusión de quién va rápido y quién no va rápido. Hay que centrarse en nuestro trabajo. Lógicamente cuando miras los tiempos siempre es mejor estar delante que estar detrás. Hemos hecho la última posición varios días seguidos pero la carrera es Australia y ojalá estemos delante. Si estamos detrás en todos los tests bienvenido sea si luego en la carrera estamos delante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios