Pasarela Flamenca Jerez 2010

Arranca la Pasarela de Moda Flamenca de Jerez

  • La diseñadora Vicky Martín Berrocal presentó su colección 'Sentir' como inicio del certamen.

Comentarios 1

Tercera Pasarela Flamenca Jerez y aumento de la expectación ante la crecida de sus seguidores, que se multiplican por tres en cada una de las ediciones. Este encuentro que nació con el objetivo de dar a conocer a los modistos de moda folklórica de nuestra provincia, está -no sabemos a ciencia cierta si intencionadamente o no-, haciéndole cada vez más sombra al archiconocido Salón Internacional de la Moda Flamenca de Sevilla (SIMOF).

Apuntaba maneras en 2009 con la crecida de modistos venidos de toda Andalucía, dispuestos a exhibir en tierras jerezanas sus propuestas más arriesgadas, con vistas a la internacional cita anual de la Feria del Caballo y algunos otros, incluso con modelos inspirados en el Camino del Rocío. Pero 2010 con el elenco de artistas de enorme prestigio en el sector, camina más que hacia la escisión entre el salón sevillano y el jerezano, a darle mayor empaque si cabe, a nuestra moda regional, cuyos adeptos traspasan y en mucho las fronteras andaluzas.

Ya el pasado año corrieron ríos de tinta cuando la talentosa diseñadora Vicky Martín Berrocal expuso sus propuestas en Jerez tras su paso por la capital; lo que no podíamos imaginar ni por asomo, es que este año premiaría a la Pasarela Flamenca con la presentación de su más que esperada colección 'Sentir'. Un alegato a las emociones que, según palabras de la artista, son las que le impulsan a moverse en la vida. Si bien los que la quieren de cerca afirman que esta enérgica mujer, es capaz de apasionarse tanto por lo que le motiva, que le transfiere a las cosas su personalidad y sello, ella misma señala que "esta es mi colección más personal y arriesgada. La pasión y la sensualidad están presentes en cada corte y cada tejido". De hecho, y al parecer, tan sólo necesitó dos meses para hacerse con una colección integrada por veintiocho vestidos y una bata de cola, "fue algo mágico. La inspiración llegó tarde pero de golpe", aseveró.

La sevillana que presentó la colección bajo la atenta mirada de sus más fieles, contó con la calurosísima acogida de los asistentes que, desde hace un par de semanas agotaron las localidades para asistir al evento.

Su colección causó sensación por ser hoy en día una de las embajadoras de la moda flamenca en nuestro país. Una mujer capaz de hacer elegancia y moda con un folklore que se resiste a caer en el anonimato o lo obsoleto año tras año, y que sobrevive a los popelines para aliarse con telas tan nobles como las sedas.

Encargada, como no, de hacer los honores de apertura de la Pasarela, Martín Berrocal demostró una vez más, como en ésta, su sexta colección, ha seguido experimentando con los volúmenes y las formas para hacer de ellos la clave de su exitoso resultado. Con unas líneas puras y ausencia de estridencias, sus complementos resultaron tan básicos que no ensombrecieron a los vestidos, dejándolos ser las piezas protagonistas.

El segundo desfile de la jornada corrió a cargo de la también sevillana Carmen Jarén, cuyo nombre ya se acuña en todos los certámenes de moda flamenca desde hace ocho años como valor en alza de la aguja andaluza. Poseedora del premio a la mejor diseñadora del 'Certamen de Diseñadores Noveles SIMOF 2002', con su colección 'Nebrixa' -antiguo nombre de la ciudad de Lebrija-, ésta creadora de tendencias, en 2010 ha querido introducir en sus diseños otra disciplina artística: la pintura. Así, aunando los cortes clásicos más favorecedores a la silueta femenina con pinturas como las arraigadas y más que versionadas 'meninas velazquianas', entre otros motivos, la estilosa creadora arranco con su muestra los aplausos de un público entusiasmado con la originalidad de sus propuestas. Cobraron especial protagonismo los tejidos naturales como los linos y los algodones bordados, así como la profusión de sus cortes: profundos en los escotes y entallados a unos talles bajos que, favorecieron la visión de unos vestidos absolutamente llenos de movimiento y volumen. Con sus telas superpuestas, sus plisados y volantes, la lebrijana nos presentó a unas flamencas muy gitanas y llenas de feminidad.

De nuevo sería otra sevillana la encargada de traer nuevas propuestas a la palestra. En esta ocasión, fueron los vestidos de la colección de Noemí Pereyra, titulada 'Para ellas', los que causaron una enorme expectación entre los asistentes, por el uso de unos materiales con reminiscencias hippies que fueron el contrapunto al estilo mucho más clásico que presentaron sus paisanas, sin que por ello dejaran de ser simplemente espectaculares. Muchos colores, unos muy vivos y otros más envejecidos, y materiales como las tiras bordadas, las mantillas, los madroños, los plisados, los tules y los crochés, constituyeron la principal novedad de unas creaciones no exentas de lycra, que se ajustaban al cuerpo como una segunda piel.

El Broche final de la jornada corrió a cargo de la sanluqueña Mati Solana con su colección 'Doñana'. Todo un regalo para los sentidos el que ofreció a los asistentes la veterana diseñadora, que es por cierto, una de las más solicitadas en la ciudad en lo referido a trajes de flamenca y de novia. Si bien, es considerada por muchos, toda una institución en, al menos, Cádiz y Jerez. Su propuesta consistió en vestir a la mujer de sensualidad y elegancia con maravillosos popelines, sedas salvajes, micados y gasas.

Siempre fiel a su estilo, cada una de sus piezas llevó el sello de su impronta. Sus rojos, siempre únicos, han creado escuela.

"He llamado 'Doñana' a mi colección porque mi taller está ubicado en Sanlúcar frente al Coto, y desde allí contemplo la amplia paleta de colores que el paisaje va formando. Los azules del cielo, la enorme gama de colores del mar, los marrones de las dunas, y los rojos atardeceres, me han inspirado muchísimo a la hora de sacar adelante esta nueva colección", declaró a los medios de comunicación allí congregados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios