Boda civil de Pierre Casiraghi y Beatrice

  • El hijo menor de Carolina de Mónaco celebra su enlace ante 700 invitados en los jardines de palacio

Boda en Mónaco. Civil, pero suficiente para acoger moda de alta costura en una celebración en la intimidad, pero multitudinaria. Pierre Casiraghi, el hijo menor de la princesa Carolina de Mónaco, y la periodista italiana Beatrice Borromeo se han dado el "sí, quiero", en una breve ceremonia a la continuó una comida informal, un picnic con buffet y perritos calientes, en los jardines del palacio monegasco, con la presencia del príncipe soberano, Alberto, y su esposa, Charlene. La pareja aguarda ahora a la boda religiosa del 1 de agosto que se celebrará en una mansión de lago Mayor, donde la familia Borromeo tiene una isla que lleva su nombre.

La boda civil se inició a las once de la mañana, en el Salón de los Espejos del palacio, el mismo lugar en el que se han casado la mayoría de los miembros Grimaldi y donde la princesa Carolina se desposó en segundas nupcias con Stefano Casiraghi, el fallecido padre del novio. Como testigos estaban presentes setenta invitados de las familias de los contrayentes y amigos muy íntimos. La ceremonia fue oficiada por el ministro de justicia del principado, Phillipe Narmino.

Tras la ceremonia, que duró sólo veinte minutos, se sumaron a la fiesta en los jardines unos 700 invitados, entre los que estaban la actriz española Macarena Gómez (La que se avecina) y su pareja, el productor Aldo Comas, amigo personal de los novios.

Entre los modelos atisbados se encontraba un elegante vestido estampado en rojo y blanco que lucía la hermana del novio, Carlota Casiraghi, testigo junto a su pareja, Gad Elmaleh. Alberto de Mónaco ya adelantó el carácter informal de la boda de este sábado.

Beatrice, de 29 años, trabaja como periodista de investigación y es autora, entre otros, del documental sobre las mujeres en la mafia italiana Lady 'Ndrangheta. Su relación con el número siete en la línea de sucesión al trono monegasco comenzó en 2008. Pierre, dos años más joven que la novia, es el menor de los tres hijos de Carolina y su segundo marido, Stefano Casiraghi, que falleció en 1990 a bordo de una embarcación de motonáutica. Guarda mucho parecido con su padre y ha heredado de él su pasión por la velocidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios