Cuando la salud obliga a hacer una pausa

  • De Lady Gaga a Salvador Sobral, muchos famosos han tenido que hacer un parón en sus carreras por una enfermedad

Cuando Selena Gómez publicó hace sólo unas semanas que había recibido un trasplante de riñón, sus miles de fans quedaron impresionados. No era nuevo que la cantante padecía lupus, una enfermedad autoinmune que le fue diagnosticada hace dos años y que le provocaba ataques de ansiedad y depresión, lo que nadie esperaba era que hubiera avanzado tanto que tuviera que necesitar la ayuda de una amiga (su donante) para seguir viviendo. Desde que anunció su enfermedad y hasta ahora, la vida laboral de Selena se ha visto salpicada de continuas idas y venidas de los escenarios, en función de sus necesidades.

Pero Selena no ha sido la única que se ha tenido que apear provisionalmente del mundo escénico por culpa de una enfermedad. Lady Gaga ha publicado recientemente su lucha contra la fibromialgia, una enfermedad que le provoca intensos dolores y que le ha llevado a cancelar su gira mundial. No es la primera cantante que tiene que bajarse de los escenarios por esta dolencia; hace años Sidney O'Connor también tuvo que cancelar su gira por este motivo, además de por su trastorno de bipolaridad, que le complicó aún más la dolencia. También tuvo que apartarse de los escenarios por bipolaridad Demi Lobato, una actriz que anteriormente ya tuvo que luchar contra numerosos episodios de anorexia y bulimia.

Un caso más grave es el del portugués Salvador Sobral, el ganador de la última edición de Eurovisión, que ha visto apagarse su prometedora carrera tras sufrir dolencias cardiacas que lo tienen ingresado en la UCI a la espera de un trasplante urgente de corazón.

El caso de Sobral trae a la memoria el del cantante Raphael, que hace una década tuvo que poner un punto y aparte en su carrera para recibir de forma urgente un transplante de riñón. Aquella parada, no obstante, le hizo regresar con más fuerza.

Aunque no todos los casos son tan extremos. Otros cantantes se han tenido que bajar de los escenarios de forma temporal después de sufrir episodios de miedo escénico, como el caso de Pastora Soler, o de sufrir daños en sus cuerdas vocales, como Adele o Rosa López, si bien en la actualidad se encuentran totalmente recuperadas y con sus carreras nuevamente a pleno rendimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios