Camilla y Letizia: dos damas, dos generaciones

  • Mientras que la princesa ha brillado por su buen gusto, la duquesa de Cornualles ha estado correcta con atuendos primaverales.

Comentarios 18

En la visita oficial a España del príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa, Camilla, con los Príncipes de Asturias como flamantes anfitriones, se han llevado toda la atención los modelitos escogidos por las dos damas reales para sus diferentes encuentros. Frescura vs. sobriedad, pero siempre bajo un estilo refinado, elegante y femenino. Camilla y Letizia han sido las grandes protagonistas para los medios de comunicación por su selección de atuendos, sobre todo el de la cena de gala que celebró el Palacio Real en honor a los invitados británicos. Un duelo de damas que en esta ocasión, y como es evidente, ha tenido una clara vencedora, la princesa Letizia.

Lo cierto es que ninguna de las dos ha arriesgado en esta reunión que ha durado varias jornadas. Doña Letizia ha apostado por el rojo en varios de los actos programados -un color que le favorece y con el que siempre acierta- mientras que la esposa del príncipe de Gales ha dejado patente que los tonos crema y crudos son sus favoritos; dando en el clavo, sobre todo, por el tiempo primaveral que ha acompañado a la visita. No han coincidido en el uso de complementos; Camilla siempre ha mostrado un aspecto más recargado, mientras que la princesa de Asturias se ha decantado por pequeños y acertados adornos. Sin duda, la diferencia de edad deja una huella indiscutible en los estilos de ambas, sobre todo en lo referente al calzado. Los famosos letizios de gran altura no han faltado en el look de la princesa, mientras que Camilla prefiere zapatos de tacón ancho y escasos centímetros.

La prueba de fuego llegó con la cena de gala del pasado miércoles, donde ambas cautivaron a los asistentes con modelos estilosos y elegantes. Doña Letizia deslumbró con un diseño rojo de Varela de falda bámbula -que ya ha lucido en otras ocasiones- y el cabello recogido, mientras que Camilla optó por un favorecedor vestido azul de escote de barco y manga larga, que dejaba ver sus hombros.

La buena sintonía entre las dos damas ha sido evidente, charlando amigablemente y derrochando complicidad en todo momento, y en cuanto a su look se puede decir que ambas han sido correctas. Obvio en el caso de la esposa del príncipe Felipe, considerada una de las princesas más elegantes, y toda una sorpresa en la Duquesa de Cornualles, que no se caracteriza por su estilo glamouroso y depurado. A ver con que nos sorprenden ambas en la gran boda de Inglaterra...

En cuanto a su paso por Andalucía, el modelito que escogió la mujer del príncipe Carlos iba en consonancia con el tiempo primaveral de este fin de semana, ya que tuvo que hacer uso, incluso, de una pequeña sombrilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios