Carla Bruni canta en su disco y sobre su vida

  • La ex primera dama francesa cumple una década junto a Nicolas Sarkozy y publica nuevo trabajo discográfico

La artista, con su marido, el ex presidente Sarkozy. La artista, con su marido, el ex presidente Sarkozy.

La artista, con su marido, el ex presidente Sarkozy. / efe

La ex primera dama francesa canta en inglés en el nuevo disco que acaba de publicar, French Touch, en el que canta viejos temas como Highway to hell, de los AC DC, y Miss You de los Rolling Stones, entre otros. En una entrevista concedida al periódico Telegraph, Carla Bruni también canta sobre su vida personal con Nicolas Sarkozy, con el que ya lleva diez años de relación. A sus 49 años, la cantante y top model asegura que el sexo con el ex presidente de Francia "es fantástico" y que sigue manteniendo la misma pasión por él como el primer día.

Desde luego nadie hubiera apostado por que duraran tanto cuando Bruni y Sarkozy tuvieron su primera cita hace ya una década. La ex modelo lo considera un "milagro". Ella tiene a sus espaldas un largo currículum amoroso, y él no se queda atrás. El ex presidente francés entró en el Elíseo casado con Cécilia Ciganer Albéniz y lo dejó del brazo de Carla Bruni. Abandonar la residencia presidencial ha sentado muy bien a la pareja, sobre todo a ella, que siempre vio la sede oficial como un "infierno".

Bruni conoció al que entones era presidente de Francia a finales de 2007, gracias a las buenas mañas de un publicista que los reunió en su casa. A pesar de los rumores de ruptura que a lo largo de estos años han salpicado su relación, la cantante y el político siguen juntos y han ampliado la familia. Ahora tienen una hija, Giulia, quien precisamente hoy cumple seis añitos. Su madre sigue haciendo lo que le viene en gana, aunque ha dejado atrás su lenguaje incendiario cuando hablaba de su concepción del amor. Una vez dijo que la monogamia le aburría como una ostra. Con la madurez, no solo ha rectificado, sino que ha hecho confesiones que a ella misma le extrañarían. Si se llegara a enterar de que su marido le es infiel, le rajaría la garganta. Así lo declaró el año pasado a Elle.

Hija de un compositor de ópera y una actriz y pianista, ambos italianos, Carla se enteró por boca de su madre de que había nacido fruto de un romance extramarital. De modo que su verdadero padre no es un músico, sino un hombre de negocios, Maurizio Remmert.

Su matrimonio con Sarkozy continúa adelante basado en el deseo, el respeto mutuo y el apoyo. "Creo que es importante sentirte muy atraído por la persona con quien te casas. Cuando en una pareja ya no hay ningún misterio y no se desean el uno al otro, es cuando se sienten tentados a engañarse, a mentir y, entonces, se acabó", ha manifestado en su última entrevista. Pero, aparte de la atracción, Bruni asegura que su unión se sustenta en una gran amistad: "En un matrimonio debe haber deseo y amistad por ambas partes. También debes de estar cómodo, porque solo fuego y pasión conducen a la destrucción". En vista a lo que dice Carla, de crisis en el matrimonio, nada de nada. Es más, el amor sigue muy vivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios