Cayetana ya está en el Palacio de Dueñas

La duquesa de Alba se recupera con normalidad en el Palacio de Dueñas tras salir de la clínica sevillana ayer a primera hora de la tarde, según ha podido saber este periódico. Cayetana decidió ayer al medio día marcharse de la clínica tras encontrarse en perfecto estado de salud y después de haber almorzado con total normalidad.

Aunque los médicos le aconsejaron que permaneciera hospitalizada unas horas más. Ya que la magnitud de la intervención apenas revestía gravedad, no fue necesario hacer uso de una anestesia general, por lo que el equipo de medicina digestiva de la clínica vio oportuno aplicar una anestesia suave, suficiente para realizar la colangiografía laparoscópica, y extraer así los cálculos de la vesícula. El uso de un sedante suave también ha favorecido que la recuperación haya sido aún más rápida.

El viernes pasado los médicos detectaron los cálculos después de realizar varias pruebas rutinarias con vistas a la próxima operación a la que debe ser sometida Cayetana. Una operación que a día de hoy no se sabe con certeza cuando se llevará a cabo, muy posiblemente la semana que viene, pero todo depende del ritmo de recuperación tras esta última. No deja de ser necesaria la implantación de una válvula en el cerebro, puesto que la hidrocefalia y la isquemia cerebral que padece la Duquesa desde hace años, deteriora cada vez más su delicado estado de salud, y tras lo que se espera que recobre su calidad de vida.

Todos sus hijos le acompañaron a la Clínica del Sagrado Corazón de Sevilla , Eugenia Martínez de Irujo, su hermano Carlos, duque de Huéscar, Alfonso, duque de Aliaga, Cayetano, conde de Salvatierra Fernando, marqués de San Vicente del Barco. Jacobo, conde de Siruela, acudió horas más tarde a la clínica para acompañar a su madre.

El gran ausente fue Alfonso Díez, que continuó con su habitual jornada de trabajo en Madrid. Y es que al parecer, la pareja podría haber tenido una pequeña riña, según comentó ayer la colaboradora de un programa matutino, Paloma García. Fue la semana pasada cuando Díez hizo una visita fugaz a Cayetana y fue entonces cuando surgieron pequeñas diferencias, precisamente por la indisposición de la Duquesa que al estar enferma no habría prestado demasiada atención a Alfonso Díez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios