Cayetano y Genoveva acabarán en los juzgados

  • Mientras él quiere la revisión del acuerdo de divorcio, ella busca la nulidad matrimonial

Durante años, han sido considerados como uno de los ex mejor avenidos de la alta sociedad española. Genoveva Casanova y Cayetano Martínez de Irujo han sabido comportarse de cara a la galería, sobre todo, por el bien de sus hijos y por no dar disgustos a la Duquesa de Alba, que confió hasta el final de sus días en una posible reconciliación. Pero la buena sintonía que ha tenido hasta ahora la pareja se ha venido abajo. El fallecimiento de Cayetana de Alba, de un lado, y la ausencia de los niños por otro (se encuentran estudiando en un internado británico) han sido los motivos que han llevado a la pareja a dar un giro radical a su buena relación. A éstos habría que añadir también el económico, ya que desde la muerte de la Duquesa de Alba las condiciones de Cayetano no son las mismas; desde principios de año su hermano Carlos decidió llevar en solitario el trabajo de la Casa de Alba, por lo que Cayetano se ha visto apartado de las labores que había venido realizando hasta ahora. Para ajustarse a su nueva situación, Cayetano podría pedir una revisión de las condiciones económicas del acuerdo de divorcio firmado en 2005. Hasta ahora el hijo de la Duquesa de Alba pasaba una pensión de 5.200 euros para la manutención de los mellizos y se encargaba también de pagar el colegio, los gastos médicos y el alquiler de la vivienda de Pintor Rosales, un inmueble cuya renta roza los 3.000 euros. Teniendo en cuenta que los niños ya no se encuentran viviendo con Genoveva y que Cayetano también se encarga de pagar el exclusivo internado en que cursan sus estudios (cuesta unos 80.000 euros anuales), el aristócrata estaría buscando una solución para abaratar gastos. Hay quien apunta incluso que Cayetano no descartaría pedir la custodia compartida de Luis y Amina, aunque de ser así seguro se toparía con la negativa de su ex, ya que Genoveva Casanova siempre ha dicho que quería la custodia de sus hijos e incluso así quedó constancia en el acuerdo prematrimonial que ambos firmaron antes de pasar por el altar.

Pero no sólo es Cayetano quien podría acudir a los Juzgados. También Genoveva tiene motivos para ello. Según parece, la que fuera la nuera preferida de la Duquesa de Alba ya no tiene motivos que la frenen a la hora de pedir a la Rota la nulidad matrimonial, un asunto que nunca se había atrevido a exponer por respeto a su suegra, a la que adoraba. Su matrimonio con Cayetano duró menos de dos años y parece que su paso por el altar pudo estar influenciado por la Duquesa, que nunca vio con buenos ojos que Cayetano, el que sin lugar a dudas era su hijo preferido, hubiera tenido a los mellizos Luis y Amina sin haber contraído matrimonio con Genoveva. Finalmente la pareja pasó por el altar en Sevilla en octubre de 2005, cuatro años después de iniciar su relación.

Ahora que tanto Cayetano como Genoveva han rehecho su vida (él con la nadadora Melani Costa y ella con el abogado José María Michavilla), podría ser el mejor momento para pedir la nulidad, aunque por ninguna de las dos partes hay, de momento, intención de volver a casarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios