DELGADEZ ENCIBELES

Cibeles es sinónimo de glamour, de feminidad, de belleza, de medidas perfectas... Y es así. Pero, ¿qué encierra realmente la vida de las chicas con 90-60-90? En el mundo de la moda hay cosas muy buenas y las modelos viven experiencias difíciles de olvidar; es un arte, un sueño para muchas chicas, que no todas logran alcanzar, pero que también encierra sus peligros. Riesgos que pone límites a este mundo de glamour interminable.

Como en casi en todas las Fashion Week del mundo, la extrema delgadez de algunas de las modelos de la Pasarela Cibeles ha ido a debate. Cinco fueron las chicas que la organización, y más en concreto las doctoras encargadas de hacer el control de las modelos, rechazó por considerar su peso demasiado bajo. Y es que medir alrededor de 1'80 y pesar menos de 50 kilos no está permitido en los maniquíes que pisan las pasarelas. Razones, que claro está, nada tienen que ver con que la salud de las modelos no esté bien, ya que el prescindir de ellas tan sólo tiene que ver con su aspecto, muy delgado, y que podría influir negativamente en la sociedad.

Aún así, durante las seis jornadas de Cibeles se han visto varias modelos bastantes delgadas. Chicas que no llegaban a transmitir la salud y belleza que la organización pretende, y que presentaban un aspecto desmejorado. Es lógico que en una semana de la moda como ésta se vivan prisas y estrés. Situaciones que no están reñidas con la dieta sana y el estado de ánimo que hacen que el aspecto de la mujer esté radiante y salubre.

La vida del 90-60-90 quizás no sea tan perfecta como parece y hay que andarse con cuidado, sobre todo por la plataforma que supone para otras chicas que sueñan con desfilar y ven en la moda un espejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios