Desalia música electrónica en pleno paraíso

Una playa de arena blanca con esbeltas palmeras y salpicada por un mar celeste y azul. El festival Desalia, que organiza Ron Barceló, ha tenido como escenario un año más la Playa Cabeza de Toro en Punta Cana (República Dominicana), un lugar privilegiado para un espectáculo de imagen y sonido que se supera en cada edición.

Dani Martín, ex cantante de El Canto del Loco, ofreció un concierto intimista en la línea de su trabajo en solitario Pequeño ante un aforo de 6.000 personas a las que ofreció la nota más sentida de una noche caribeña que tuvo como gran protagonista la música electrónica.

El violín del gaditano Miguel Lara hizo vibrar al público a través de fusiones de sonidos muy personales que asombraron por la originalidad de las mezclas. Natural de San Roque (Cádiz) y con sólo 27 años, Miguel Lara se ha convertido en una de las grandes promesas de la música electrónica en el panorama internacional. Su presencia es fija en festivales en Andalucía, Ibiza y también en Brasil o Suiza.

Tras estudiar en los conservatorios de La Línea de la Concepción y en Granada, Lara vive momentos dulces en su carrera musical que comenzó hace ocho años cuando de manera espontánea comenzó a mezclar el violín con música electrónica.

En el ecuador del festival, el disc-jockey internacional Erick Morillo sorprendió a los espectadores con otra fusión entre temas comerciales y sonidos primitivos acompañados por un espectáculo de luces leds y rayos láser que transformaron durante un par de horas el parque natural donde se celebró el evento. Los efectos de una mariposa sobre el escenario hicieron las delicias de un público sorprendido por el espectáculo de luces.

Tras estudiar distintas ubicaciones, los organizadores de Desalia han percibido el espíritu de Ron Barceló en la Playa Cabeza de Toro, un lugar idóneo para celebrar un festival anual que persigue transmitir la esencia de esta bebida de origen dominicano. Al evento acudieron varios rostros conocidos como el torero Oscar Higares, quien hizo gala de la simpatía que le caracteriza. También acudió Mónica Cruz.

El cartel de disck-jockey lo completaron Superlush, Fonsi Nieto, Luigi Nieto y Mushikko.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios